//Danko el caballo que conocía las estrellas -cuento-
Danko

Danko el caballo que conocía las estrellas -cuento-

Danko

Danko

Los caballos han inspirado miles de cuentos, leyendas, aventuras y películas.

También podemos encontrar novelas y libros que nos hablan acerca de lo maravillosos que son estos animales.

Toda la literatura está impregnada de historias equinas basadas en la vida real o en la ficción.

Tal es el caso del cuento infantil: Danko el caballo que conocía las estrellas.

Danko

Danko, es el potro del niño Grígor, y es capaz de guiarse por las estrellas porque tiene más fuerza que cuatro caballos juntos.

Además, entiende el lenguaje de los humanos, aunque solo obedece a Grígor.

El pequeño logra esa conexión con el equino porque estuvo allí desde el momento en que éste nació.

Desde ese preciso instante en que la yegua relinchó y llamó a su nombre Laila, Laila, para que esta supiera que estaba ahí porque quería conocer al potrillo.

Pero tantas virtudes traerán la desgracia del potro y el muchacho, porque la fama de Danko llega a oídos del ambicioso Pávirich. ¿Podrá la amistad entre ambos superar todas las dificultades?

Esa es una interrogante que podrás resolver si lees el cuento completo.

Por ahora te contamos que Grígor vive en casa de sus abuelos junto a sus padres, quienes también aman a los animales.

Especialmente sus abuelos.

De hecho la historia comienza con el llamado de la abuela de Grígor al pequeño, quien estaba en su cuarto descansando, pues era de noche.

Tras llamar a la puerta tres veces, ¡toc, toc, toc! golpeando el palo de la escoba contra el piso, el pequeño entendió que ya era el momento.

Razón por la que se pone de pie y va a llamar a su abuelo.

Todos querían ver el momento del alumbramiento.

Nace el caballo

Una vez que el abuelo baja con Grígor hacia la cuadra, éste invita también a su abuela para que vayan juntos a ver cómo nace el caballo.

Aunque esta prefiere esperar a su esposo (el abuelo) para ir juntos. Por lo que el niño se adelante y alcanza a reconocer a sus padres, quienes estaban dentro de la cuadra.

Atentos al parto de Laila.

Segundos después se escucha el relincho de la yegua. ¡Ha nacido el potrillo!

Los problemas comienzan cuando se dan cuenta que no es un caballo normal sino que tiene habilidades especiales y entiende a los humanos perfectamente.

Esto despierta la curiosidad y maldad de Pávirich quien quiere a toda costa quitarle el potro a Grígor.

Un mal día este llega a la casa del niño con la intención de atar al caballo y llevárselo.

En ese entonces hay cuatro personas más que han ido sólo para apoyar al malvado Pávirich.

Tras Grígor solicitar colocarle la cadena al caballo, le pregunta a Danko si él puede contra los cuatro hombres.

Esto a fin de derribarlos y escapar de las garras del malvado.

Danko asiente con la cabeza y resopla sobre el cuello de Grigor para darle ánimos.

La prueba

Pavirich junto a sus hombres estaban detrás de otros 4 caballos para pegarles al momento de tirar, pero la fuerza de Danko era tal que lanza al piso a los 4 caballos.

Uno de ellos cae sobre la pierna de uno de los hombres de Pávirich fracturándosela en varias partes.

Grígor le dice a Pávirich que no quiere ser culpable de más desgracias diciéndole que le demostrará que Danko entiende todo lo que él le dice y que luego tendrá que pagar la apuesta.

A todas estas el niño le pide al caballo que vaya sobre una carreta que está cerca, apoye sus patas sobre esta y lama la pierna del hombre que hirió.

Acción que el animal realiza sin problema para demostrar que Grígor es su amor.

Posteriormente Grígor le pide a Danko que vaya al bosque de abedules corriendo y luego regresase donde él.

El capítulo 4 del cuento habla de ese momento en que el niño le pide al equino que demuestre a los demás su nivel de comunicación mutua.

Esto a fin de ganar la apuesta contra Pávirich.

La cual consistía en que este tenía que pagar un Krunois de oro a cada una de las personas que estaban allí presenciando ese momento.

Eso por haber ofendido a su familia. En cambio si Grígor perdía la apuesta éste se dejaría abofetear delante de todo el pueblo.

El por qué de la contienda

Danko era un caballo que podía orientarse geográficamente con mirar las estrellas. Estas lo guiaban según él y le alumbraban el camino.

Razón por la que no se perdía si le agarraba la noche fuera de su cuadra.

Además era un ejemplar muy hermoso, todos en el pueblo de Grígor hablaban de su hermoso aspecto.

También tenía mucha fuerza para ayudar en las labores del campo y por si fuera poco su rapidez en las carreras era muy notoria.

Esto hace que Pávirich, un comerciante del pueblo, se sienta con ganas de tener el caballo para sí.

Por lo que llega hasta la casa de Grígor y ofrece comprarlo, pero tras la negativa de venderlo, comienza a diseñar un plan para robarlo a toda costa.

El día que Pávirich llegó donde Josua, el abuelo de Grígor, lo hizo portanto sus joyas de oro, buenos vestuarios a fin de darle a entener que tenía mucho dinero y podía comprar el caballo.

Todo ello a fin de conocer si era cierto todas las maravillas que hablaban de Danko.

El origen de la historia

Este cuento es escrito por José Antonio Panero.

Quien tras ser interrogado acerca del origen del cuento narró que este surge de unas vacaciones junto a sus hijos.

El autor del libro infantil destaca que Danko nace de una serie de aventuras de camping que tuvo con sus hijos en los picos de Europa.

Para aquel entonces sus hijos eran pequeños y siempre le pedían que les contara una historia.

Daniel y Marco sabían que su padre podía inventar cuentos asombrosos y se deleitaban con la narrativa de su padre.

Es así como esas breves vacaciones al aire libre inspiran esta historia que miles de niños han leído o al menos se la han contado alguna vez.

Lo que Panero quiere decir con Danko es que los animales son fieles, pueden llegar a tener una conexión real con sus amos y ser tan leales como ningún humano puede serlo.

Es por ello que su obra invita al respeto, el cuidado, la aceptación de quienes sienten amor por la naturaleza y sus animales.

Este argumento lo basa en que esa parte de la creación de Dios está inspirada en la más sincera y honesta lección de amor que puede recibir el hombre como es la humildad.

Al igual que el afecto desinteresado.

«Y es que todos, animales y humanos, compartimos la misma infinita herencia del mismo polvo de estrellas, aunque ellos no lo sepan», dijo el autor del cuento en una entrevista.

Pero, ¿qué paso después? ¿cómo terminó la apuesta?

No te lo podemos decir, esa será tu tarea, buscar el cuento en la librería más cercana o comprarlo en línea.

Después de todo quiénes somos para arruinarte el final, contándotelo…

Capítulo 1

En este link podrás leer el primer capítulo de este cuento y si te gusta podrás acceder a los diversos portales en línea que venden libros.

https://imagenes.literaturasm.com/ecat_Documentos/ES185457_011632.pdf

 

 

 

Fuentes consultadas: