//Tropigold el caballo que inspira Gustavo Mirabal
tropigold

Tropigold el caballo que inspira Gustavo Mirabal

Tropigold un valioso caballo…

tropigold

Este ejemplar de carreras es una gran inspiración para el jinete venezolano Gustavo Mirabal Castro.

El potro, que era propiedad de su padre Gustavo Mirabal Bustillos, gana 11 de las 15 carreras en las que compite.

Tropigold

Este ejemplar marrón claro con un tono rojo, parecido al de la canela, se vuelve muy importante en la vida de Mirabal Castro.

Lo invita de alguna manera al mundo ecuestre, aunque el salto es la modalidad de la que éste se enamora.

Tropigold nace el 20 de febrero de 1978. Este gran caballo es entrenado por Víctor Muñoz Glade, quien era de nacionalidad chilena.

Cada vez que este caballo de 500 kilos aparecía en la pista la gente quería verlo, tomarle fotos, era la sensación.

Cosa que el pequeño Gustavo no ignora y empieza a ver el potencial del animal.

Sin duda llega a ser un caballo, con una gran trayectoria al conquistar varios premios.

Tropigold desde el inicio demostró que estaba hecho para ser un campeón.

Participa en la Copa Grano de Oro, el Clásico Victoreado, la Copa Hipódromo de Valencia, así como en otras competencias que se realizaban en Venezuela.

La campaña de este caballo culmina con un total de 15 actuaciones y 11 victorias, nueve de ellas selectivas, con un segundo lugar y dos terceros, obteniendo alrededor de 3.420.405. Bs en metálico producido.

Se dice que una vez retirado de las pistas, seguía destacando.

McKenna’s Gold, el padre

McKenna’s Gold, era padre del caballo Tropigold.

Un alazán nacido en Inglaterra en el año 1968. Tenía un físico impactante.

Para 1972 ganó sus dos primeras carreras. Triunfa con el premio el Gran Premio Clásico Simón Bolívar con el jinete Ángel Francisco Parra (2400 metros).

«McKenna’s Gold se consagra como el mejor caballo del momento al ganar con 63 kilos en el máximo lote, lo cual no acontecía desde hace mucho tiempo», reseña el portal de Anécdotas Hípicas Venezolanas.

El 29 de julio de 1973 fue su última carrera. Una vez  fuera el caballo es retirado para la cría.

Incluso en esta fase se destaca como un gran semental.

Entrenador Víctor Muñoz Glade

Ahora bien hablemos de la importancia del entrenador Víctor Muñoz Glade en la vida de Tropigold.

El encuentro entre Muñoz y el caballo se da en la década de los 80 cuando los ponen en contacto.

Allí inicia la aventura de entrenar a un caballo campeón con el cual se consolidaría su carrera de entrenador.

Para el momento en que Tropigold llega a la vida de Víctor era un diamante en bruto, siendo propiedad de los Sres. Gustavo Mirabal Bustillos (padre de Gustavo Mirabal), Rondón Bustillo Martínez y José Portillo.

Una vez que comienza el proceso de doma y entrenamiento el caballo responde con excelencia.

Se destaca en las competencias y saca su «garra», es decir, su fuerza para batir a sus contrincantes en la pista.

La afición venezolana aumenta y las apuestas también a favor de este equino.

Un súper caballo

Para Gustavo Mirabal Castro, Tropigold es un súper caballo de carreras de Venezuela, campeón en su generación.

De hecho, tras entrevistarlo y preguntarle sobre la importancia del animal en su vida respondió:

«En la casa era considerado como parte de la familia. Recuerdo que al levantarme a las 5:00 am, lo veía trabajar en la pista. En la familia tuvieron muchos caballos, pero ninguno pudo sustituir el cariño que sentían por Tropigold», dijo el jinete venezolano.

Sobre el entrenador Víctor

Víctor Muñoz nace el 18 de febrero de 1928, en Santiago de Chile.

Su pasión por los caballos comienza en su tierra natal, ya que desde muy pequeño inicia en el mundo de los caballos.

Este hombre decide salir de su tierra y partir a Venezuela sin saber qué le deparaba el destino.

Una vez en la tierra de Bolívar destaca en su profesión y llega a conocer a Tropigold.

Su dedicación, empeño y merecida fama como cuidador de este y otros ejemplares a su cargo lo hicieron famoso.

Era un hombre preocupado y estudioso, que presentaba a sus pupilos en excelentes condiciones, reseña el portal de Anécdotas Hípicas de Venezuela.

Luego del auge que agarra Tropigold el entrenador sigue trabajando con otros purasangres hasta su retiro en 1988.

Su retiro estuvo motivado por las pocas oportunidades que recibía, a pesar de su buen trabajo, además venía presentando algunos problemas de salud.

Todo esto lo motiva al retiro pero no al olvido puesto que su trabajo no fue en vano.

Aún hoy día cuando se habla de Tropigold hay que hablar obligatoriamente del hombre que sacó el oro en ese caballo.

¡Gracias siempre Víctor Muñoz!

Gustavo Mirabal Castro

Tras ver correr con tanta fuerza y pasión a este equino el joven Gustavo Mirabal Castro se siente más atraído por el deporte ecuestre.

Incluso ha llegado a confesar que es un gran fanático de las carreras de caballos.

En sus tiempos libres este jinete y abogado de profesión se sienta a ver películas sobre carreras así como partidas de polo.

«Todo lo relacionado con los caballos y el deporte ecuestre me gusta. Tropigold es una gran influencia para mí», dijo el atleta venezolano.

Gustavo Mirabal es un digno representante de los deportes ecuestres en Venezuela y también fuera de ella.

Este criollo se ha convertido en verdadera motivación para muchas personas.

Y aunque nunca se decidió por competir en carreras, a pesar de que vio muchas en su infancia, se ha destacado en el salto.

Triunfos

En mayo de 2017 Mirabal compitió en el Longines Global Champions Tour de Madrid donde se impuso en la prueba de 1,15 metros, luego de dos presentaciones a contrarreloj con los caballos G&C Luca Brasi y G&C Lucy.

La victoria del criollo inauguró el torneo.

El primer tiempo fue de 30.82 segundos montando sobre G&C Luca Brasi, posteriormente marcó 28.88 con G&C Lucy, asegurando el primer y segundo lugar en dicha categoría.

Al mes siguiente, junio 2017, el Gloria al Bravo Pueblo, Himno Nacional de Venezuela, sonó en la 4ta edición del Longines Athina Onassis Horse Show.

Evento donde Mirabal marcó el ritmo en la competencia de salto y estableció un crono de 35.10 segundos con su caballo G&C Luca Basi.

El gran logro

Teniendo un padre que dirigía el Centro Nacional de Hipódromos, en Caracas, Gustavo Mirabal Castro se ve motivado a tener una granja.

Su mayor sueño además de ser un gran jinete es tener su propio centro de entrenamiento.

Es así como en 2009 abre sus puertas G&C Farm en Wellington, Florida.

Tras ese gran logro la carrera de Mirabal Castro se consolida y entonces todo lo inspirado por Tropigold crece aún más.

Ahora él estaba en una nueva fase, la de empresario y máximo dirigente de su propio sueño.

Sin importar las burlas de otras personas, las malas intenciones que pretendían desmotivarlo etc, él continúa hacia adelante.

Es como una gran carrera en la que la gente se vuelve ese obstáculo que intenta frenar o hacer caer, pero a pesar de ello hay que ponerse las gríngolas y no ver hacia los lados.

La batalla por la consolidación de ese sueño no es fácil, aún intenta pasarle factura, pero una cosa sí es cierta…

Todos los que vieron a Tropigold correr alguna vez saben que en Venezuela hay futuro, hay talento y calidad de exportación.

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes consultadas:
https://about.me/gustavomirabal