//Problemas dentales en los caballos
problemas dentales

Problemas dentales en los caballos

Problemas dentales… todos los hemos tenido alguna vez, pero en los caballos es peligroso.

problemas dentales

La dentadura es una parte del cuerpo tan importante como todas las demás, por ello, hay que saber cuidarla.

Hoy vamos a compartir con ustedes acerca de cuáles son esos problemas dentales que puede sufrir un caballo cuando los dueños no tienen un cuidado correcto para con él.

Y es que tener una cuadra llena de estos animales no es sencillo porque requiere de muchas cosas.

Siendo el cuidado la principal de todas.

Los caballos son animales hermosos, de cuerpo y cola espectaculares, enamoran a cualquiera con su majestuosidad, pero hay que saber tratarlos.

Puesto que al mismo tiempo son muy delicados y un error garrafal puede costarle la vida.

La diferencia entre un caballo que vive en libertad y otro entrenado por el ser humano está en el cuidado.

Los caballos salvajes tienen una vida es más corta que aquellos que viven en las cuadras.

Si el caballo es maltratado por el hombre su tiempo de vida puede acortarse y llegar a ser miserable.

Volviendo a los caballos salvajes, estos tienen una vida más corta, porque en teoría no hay quien los cuide como el humano cuida a su equino.

Sin embargo, se han visto casos en los que el descuido y el mal trato hacia este animal causa verdaderos estragos.

Ahora bien, qué tiene que ver esto con los problemas dentales… Mucho.

Problemas dentales ¿qué hacer?

Los dientes de los caballos tienen la doble función de: servir para alimentarse como para defenderse en un momento dado.

Pero qué ocurre si un día comienzan a presentar síntomas de debilidad y falta de apetito.

Probablemente debas llamar a tu veterinario de confianza y pedirle que le haga un chequeo.

Nunca está de más que al menos una o dos veces al año lo hagan revisar, presente o no problemas dentales.

La prevención es el mejor acto de amor para con tu caballo.

Los dientes

Generalmente un caballo adulto tiene un total de 36 dientes. Los cuales se distribuyen en dos partes de la boca claramente diferenciadas.

En la parte frontal de la boca el caballo tiene 12 dientes incisivos.

Mientras que por el otro, en la región molar, separada de la frontal, se encuentran los premolares y molares.

Y aunque no existe diferencia en ninguno de los casos, ambos están conformando hileras de 6 piezas dentales.

Sobre todo en los machos suelen aparecer dientes caninos, entre el espacio molar y parte frontal.

Dientes a los 8 meses

Una de las cosas, que personalmente me impresiona, es que el potro comienza a caminar desde el momento en que nace, sin duda es algo asombroso.

El ser humano gatea primero, da cortos pasos, cae y se levanta nuevamente, mientras que el potro lo hace casi inmediatamente.

Pero, no ocurre lo mismo con los dientes, éstos salen a partir de los 8 meses de vida.

Empero, en el caso de los dientes incisivos centrales y los premolares, pueden tenerlos ya al nacer.

Aunque a partir de los dos años y medio, es que los dientes de leche empiezan a ser sustituidos por la dentadura permanente.

Dicho proceso va finalizando cerca de los 5 años, pero los dientes no terminan de crecer en toda su vida, indica el portal https://www.equusline.es/.

Problemas dentales #1

Cuando los dientes de leche no se caen a tiempo y el permanente tiene problemas para salir.

Así como todo en el cuerpo tiene su lugar y si algo varía se presentan problemas…

Los dientes de los caballos a veces pueden tener problemas por el atraso en la caída de los deciduos.

El resultado de esto es que los dientes permanentes salen desviados y esto trae como consecuencia varias cosas:

  1. Molestia
  2. Dolor
  3. Pérdida del apetito
  4. Desgano

Por eso es necesario llamar al veterinario para que saque el diente de leche y el otro pueda tener el espacio que le corresponde (aunque ya estará torcido).

Problemas dentales #2

Otro de los problemas dentales que podemos encontrar en los caballos es la mala mordedura.

Los caballos mastican la comida de lado a lado y cuando éste posee una mala mordedura hay problemas en las muelas.

Ya que su estructura mandibular es más amplia en la parte superior que en la inferior, lo cual afecta su dentadura.

Poco a poco las muelas van tomando una forma puntuda y se van desgastando en cada momento que el caballo coma.

El daño lo genera cada vez que el animal mastica su comida de lado a lado.

Tal movimiento (muy natural del caballo) puede generar heridas y es necesario que el veterinario haga un raspado para igualar las muelas.

Problemas dentales #3

La mala alineación en la boca del caballo es otra consecuencia de los problemas dentales.

A este fenómeno se le conoce como «boca de loro», si bien recordamos que los loros poseen la parte superior del pico más larga que la inferior.

Con el paso del tiempo este problema hace que se desgasten los dientes incisivos superiores e inferiores del caballo.

A este inconveniente los veterinarios lo llaman prognatismo o braquignatismo y por ende, hay que solventarlo cada cierto tiempo tratando de igualar los dientes.

Otras consecuencias

Además de todo lo referido en los párrafos anteriores hay otras consecuencias de los problemas dentales en los caballos.

Algunas se notan en el aspecto físico mientras que otras se acentúan en lo emocional.

La pérdida del apetito es sin duda la principal, ya que a causa del dolor que el caballo siente no manifiesta interés en alimentarse.

Lo cual afecta su peso corporal, rendimiento, capacidad de fuerza, capacidad para responder en un entrenamiento.

Así como la falta de interés en todo lo que le rodea.

Dentro de las consecuencias de los problemas dentales también está el estrés que genera esa situación al caballo.

No podemos olvidar que estos animales son muy comunicativos y perceptivos… Cuando se sienten mal no pueden esconderlo, se echan, se ponen tristes.

Y no es que echarse sea malo, todo lo contrario muchos caballos duermen echados cuando están cómodos, pero si hay dolor en ellos el echarse es un síntoma de debilidad.

Problemas dentales #4

La mala digestión es sin duda otro gran problema porque afecta la salud general del caballo.

Cuando un caballo no puede masticar bien su comida, porque le duele la boca, ésta no cumple con el proceso como generalmente lo hace, entonces le puede caer pesado.

Y en el caso de los caballos, a pesar de que son grandes, veloces y fuertes, tienen un estómago pequeño y delicado.

Tan así que producto de la mala digestión, consecuencia de no poder masticar bien, es probable que el caballo sienta cólicos.

El problema con los cólicos

Los cólicos no son agradables en ningún ser vivo, animal o humano.

Suelen ser dolorosos, fuertes y hace que el individuo se tumbe tratando de reposar y mermar la sensación de dolor.

A diferencia del humano que cuando pasa por un episodio de cólico logra en algún momento controlarlo o ir al baño y salir de ese momento tan engorroso…

Los caballos no pueden hacer lo mismo ya que su estómago se obstruye, la comida no cumple con el ciclo de digestión y por tanto se tranca.

Al trancarse el caballo sufre y el dolor puede ser tan intenso que el animal podría morir.

Recomendación final

Para cerrar este artículo te recomendamos hacer una revisión anual de la dentadura del caballo al menos una vez al año.

Aunque si en sus posibilidades está hágalo por lo menos dos veces.

Recuerde que la salud del caballo está bajo su responsabilidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes consultadas:

http://www.gustavomirabal.es

http://www.mirabalasociados.com

https://www.globalchampionstour.com/profiles/riders/5665/gustavo-mirabal/gallery/

https://www.globalchampionstour.com/profiles/riders/5665/gustavo-mirabal/ 

http://gustavomirabal.com/

http://gustavomirabalcastro.online/

https://www.instagram.com/gustavomirabal.es/