//Acepciones generales de la justicia

Acepciones generales de la justicia

Acepciones generales de la justicia

Mucho hemos escuchado hablar de un término llamado justicia. En las noticias con los amigos e incluso con nuestras abuelas cuando se referían a la justicia divina. Sin embargo en esta entrega nos enfocaremos en las acepciones generales de la justicia con el fin de entender un poco más en lo que respecta el término como tal.

Si queremos ver la justicia representada en tercera dimensión con un icono esta simbolizada por una mujer con los ojos vendados. Además con una balanza en una mano y una espada en la otra.

Cuando nos referimos al termino de justicia esta proviene del latín iustitĭa. A su vez, viene de ius derecho y el significado es «lo justo»

El origen del término de justicia surge de la imperativa necesidad de conservar unión en las personas del entorno. Por lo que se generó reglas, pautas que se dan en un marco apropiado para las relaciones entre personas y organismos del estado y privados. De esta manera se da pie a la facultad de autorizar, prohibir y asentir acciones concretas en la interacción de estos.

Cumpliendo con esta serie de normas se puede lograr una sociedad más equilibrada y armoniosa.

El concepto de justicia puede verse desde diferentes  acepciones: el ético, moral, como virtud, filosófico, religioso, derecho entre otros. Podemos ver que la palabra justicia puede tener múltiples significados dependiendo desde la perspectiva que se quiera abordar.

En este artículo vamos a dar una mirada más general y en futuras entregas lo abordaremos desde el punto de vista del derecho.

 

El término justicia y su raíz etimológica

La raíz del término justicia está asociado con distintas palabras cuyo significado y su raíz religiosa como son: jurare,  júpiter, iuramentum. De allí que los romanos creyeran que el derecho y la justicia eran un regalo de la divinidad.

Vemos como desde un principio la humanidad le ha dado un significado espiritual al término de la justicia. No en vano escuchamos a muchas personas decir el término de justicia divina. Esto es precisamente un efecto que se ha corrido a lo largo de los miles de años de la existencia de la  humanidad.

Por otro lado los romanos si supieron establecer las diferencias del término justicia tanto en el espacio jurídico “ius” como religioso “fas”.

Existen diversas opiniones derivadas de autores que apuntan hacia un significado de derivar de la raíz sánscrita yoh, como nativo de una deidad. Sin embargo otros mantienen su opinión de que proviene de la raíz sáncrita yu que se corresponde con un «vínculo obligatorio».​

La justicia desde la filosofía

Cuando abordamos la palabra justicia desde la acepción filosófica podemos ver que la moral y ética entran en protagonismo. En ellas se precisa como justicia la virtud esencial que mora en la voluntad de la persona. A través de esta el ser humano está inclinado a dar a cada uno lo suyo. Esto se puede materializar de forma individual, o como sociedad. ​

Para entender  un poco más del termino justicia cabe destacar algunos aspectos importantes los cuales mencionaremos a continuación

  • La justicia es una virtud por esta razón se considera como una disposición usual para hacer el bien.
  • Así mismo la justicia, se considera una virtud primordial. Pues sobre esta rueda la vida moral de la persona. ​
  • Está en una facultad insaciable por ello reside en el apetito racional, es decir, en la voluntad. ​
  • Es de suma importancia puesto que la justicia al ser considerada una virtud impera la objetividad.​ Esta última es fundamental en la sociedad actual.

 

Acepción de la justicia desde la perspectiva del Derecho Romano

Como ya hemos mencionado anteriormente el término justicia proviene de iustitia. Por ello el jurista Ulpiano la especificó del siguiente modo así:

Iustitia est constans et perpetua voluntas ius suum cuique tribuendi; «La justicia es la constante y perpetua voluntad de dar (conceder) a cada uno su derecho». Los preceptos o mandatos del derecho son: honeste vivere, alterum non laedere et suum quique tribuere… («vivir honestamente, no hacer daño a nadie y dar a cada uno lo que le corresponde»).

De acuerdo a lo anterior expuesto por el jurista Ulpiano podemos ver que este se inspiró en la filosofía griega de pitagóricos y estoicos. En efecto la justicia es una voluntad que implica el credo de lo que se considera justo y bueno.

La adecuación del término de la justicia a la ley en las acciones humanas, los principios legales se agrupan de manera constante. Por lo que, la justicia disipa su contenido abstracto, de valor ideal y estático. En consecuencia esta se  convierte en una pericia específica, eficiente  que siempre se encargara de regir las conductas. ​

En síntesis

Podemos ver las diversas acepciones de la palabra justicia. Sin embargo en el ámbito de las leyes es crucial. De hecho llega a tener el alcance de un valor que deben tener las instituciones y personas como individuos para actuar de la manera más adecuada y de acuerdo a las normas y leyes de cada país.

En fin como individuos y parte integrante de la sociedad debemos actuar de la mejor manera y dando ejemplo de justicia en nuestro entorno inmediato. si realmente queremos un mundo donde se ponga en práctica el termino en todo su esplendor debemos comenzar por casa. Las buenas acciones tienen efectos positivos en el día a día.

Así que en la medida de los posible se coherente con fue pensamientos acciones y ante todo se justo.

 

Fuentes consultadas:

https://es.wikipedia.org/wiki/Justicia

Para más información visita:

https://www.gustavomirabal.es/gustavo-mirabal/quien-es-gustavo-mirabal-castro/

 

https://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/lo-que-esconde-gustavo-mirabal-castro-ii/

 

https://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/venezolano-gustavo/

 

ETIQUETAS: