//Venezolano Gustavo Mirabal el jinete que trasciende
Gustavo Mirabal

Venezolano Gustavo Mirabal el jinete que trasciende

El venezolano Gustavo Mirabal es un destacado jinete, abogado y empresario.

A lo largo de su carrera ha dejado el nombre de Venezuela en alto. Por eso, hoy vamos a compartir un poco más de su historia.

venezolano Gustavo

Venezolano Gustavo

Para este abogado de profesión la equitación es la pasión de su vida. Además que vive enamorado con todo lo que tiene que ver con el mundo ecuestre.

Más allá de las competencias, Gustavo Mirabal Castro se ha ganado el respeto como atleta.

Este venezolano, caraqueño de pura cepa, ha trascendido en el tiempo gracias a sus valiosos aportes como deportista y empresario.

La entrevista…

¿De qué forma cree usted que Gustavo Mirabal Castro ha trascendido en el tiempo?

“Mi sueño es que el deporte que tanto quiero trascendiera las fronteras de Venezuela y que nuestro pabellón nacional fuera reconocido en la hípica mundial”.

El jinete sostuvo que haber logrado ese sueño, mediante sus triunfos, hace que no sólo la persona de Gustavo Mirabal sea exitosa sino que Venezuela sea conocida en el mundo ecuestre.

“Esa es la forma en la que considero que he trascendido”, dijo.

Como venezolano, ¿Qué aportes considera que ha hecho usted al país?

“El llevar al deporte ecuestre venezolano hacia el reconocimiento  mundial en competencias o como sponsor apoyando a mis jinetes de Gran Prix es una forma de aportar al país y engrandecer a Venezuela”.

Para Mirabal el hecho de que el tricolor venezolano se encontrara ondeando en las concursos más importantes del mundo, a través de sus victorias a nivel amateur o apoyando a sus jinetes, de alguna forma “siempre Venezuela dijo PRESENTE”.

¿Por qué se dice que eres una de las personas más representativas del mundo ecuestre?

“La verdad eso es una exageración, en tal caso se podría decir que soy una persona conocida en el mundo del salto ecuestre, en Venezuela sí puedo ser una de las personas más representativas de mi deporte por la contribución tanto nacional como internacional”.

¿Cómo se definiría a usted mismo?

“Como una persona con mucha disciplina y perseverancia que está convencido de que todo es alcanzable si se realiza con ganas y trabajo”.

¿Cómo se trasciende?

Cuando se habla de trascender es porque se ha llegado a un nivel en el que hay un legado.

Un camino para que otros lo miren y sigan. Pues bien, la vida del venezolano Gustavo Mirabal se puede mirar como ejemplo de lucha y perseverancia.

No ha sido fácil el camino que le ha tocado recorrer, al igual que todo atleta tiene que hacer muchos sacrificios, largas horas de entrenamiento.

Lo cual a la larga es lo que da la experiencia y sabiduría para quienes apenas están empezando el recorrido.

Y es que en la equitación la concentración, la disciplina y la humildad son claves.

Si se quiere llegar lejos como jinete hay que tener bien puestos los pies sobre los estribos y la mente concentrada en la cancha o hipódromo.

No importa cuál sea la modalidad elegida dentro de la equitación, el protagonista es el mismo, el caballo.

Sin este animal no existiría este deporte. Debido a esto hay que tener claro que se debe crear una conexión real con el equino.

La confianza tiene que cultivarse y la paciencia en ese proceso de adiestramiento es vital.

A propósito de esto el venezolano Gustavo Mirabal cuenta que cuando sus caballos responden correctamente a los entrenamientos los recompensa con bolitas de azúcar.

Pero también con una caricia, palabras de afirmación, porque estos animales son muy sensibles. Pueden comprender las emociones humanas y leer el lenguaje corporal del hombre.

Su mayor logro

Pero a todas estas ¿qué es lo que ha hecho el venezolano Gustavo Mirabal Castro para trascender?

Este venezolano es fundador de la granja G&C Farm en Florida, Estados Unidos. Desde allí ha contribuido con la formación de otros jinetes.

Experiencia que lo ha hecho ir más allá de ser solamente un jinete. El hecho de abrir su propio centro de entrenamiento ecuestre es lo que lo lleva a trascender, a ser un ejemplo de constancia y sueños hechos realidad.

Y es que para él la forma en como puede trascender una persona es haciendo algo que transforme su vida pero también hable de su país, de la tierra que lo vio nacer, y al mismo tiempo enorgullecerla.

En su caso, Venezuela estuvo representada en cada competencia en la que los jinetes o caballos llevaban la imagen de G&C Farm.

Recordemos que tras la creación de su granja, en 2009, el venezolano Gustavo Mirabal ha cosechado múltiples éxitos y su nombre como el de Venezuela se han dado a conocer en el mundo ecuestre.

El haber materializado el centro de entrenamiento equino en Florida le abrió muchas puertas en el mundo profesional y ha sido apoyo para muchos atletas.

Incluso otros jinetes venezolanos asistieron a su granja para ser entrenados.

Dentro de la plana mayor de preparadores que trabajaron con el venezolano Gustavo Mirabal, el tiempo que estuvo operativa, se encuentran:

El colombiano Mark Bluman y los brasileños Rodrigo y Nelson Pessoa, todos ellos con una excelente formación.

¿Cómo nace la granja?

Gustavo Mirabal Castro ha tenido contacto con los caballos desde que era niño, de allí su conexión con estos animales y pasión por lo equino.

A medida que pasa el tiempo y se convierte en un jinete profesional y además abogado las cosas se mezclan.

Entonces da pasos firmes rumbo a la cristalización de su sueño, crear su propia granja.

G&C Farm nace de un sueño, durante sus estudios en los Estados Unidos, tiempo en el cual participa en el equipo de salto ecuestre del instituto…

“Y casi 30 años después “la granja” es una realidad producto del esfuerzo aunado de los que llevan este proyecto adelante”, dijo el atleta a La Prensa de Caracas en una oportunidad.

Una vez que en 2009 abre su centro de entrenamiento deportivo ecuestre el venezolano Gustavo Mirabal se dedica en pleno a la promoción y el mercadeo del mismo.

Así como al establecimiento de alianzas comerciales estratégicas para el cumplimiento de las actividades y objetivos de G&C Farm.

Debido a su dedicación exclusiva a este proyecto es que la granja llega muy lejos y se convierte en un punto de referencia dentro del deporte ecuestre.

Aunado a que el jinete caraqueño contó con el apoyo irrestricto de su esposa Carolina la cual lo alentó en todo momento y trabajó con él.

“Gracias a esto hemos logrado tener unas excelentes instalaciones, no solamente aptas, sino adecuadas para que los jinetes lo tengan todo a su disposición y así alcanzar nuestras metas profesionales en esta disciplina”, expresó a La Prensa de Caracas.

Lo que la gente no sabe…

Mucha gente piensa que el deporte a caballo es sencillo y muy bonito porque se fijan solo en el exterior.

Más cuando se observa con detalle y se sumergen dentro de este mundo, se dan cuenta de que todas las cosas no son sencillas, que hay muchos retos, desafíos, envidias y pruebas.

Además de un enorme trabajo y equipo con el que se debe contar para que los caballos se mantengan en buen estado, forma y salud; el establo tenga todo lo que los animales y trabajadores necesitan.

Aunado a que todas las cosas deben estar alineadas a un propósito: hacer que el caballo crezca y sea el mejor, pero también el jockey, el entrenador, el que limpia, etc.

Es todo un engranaje y sólo cuando se está dentro de la cuadra es que realmente puede conocerse todo lo que implica salir y saltar sobre unas cuantas barras.

Más allá del salto limpio hay un gran trabajo y esfuerzo diario. Una pasión, un sueño, cansancio, risas, lágrimas, hombres y mujeres de carne y hueso.

Caballos que se cansan, que se enferman, que se sanan, y que siempre tendrán una mirada fresca para animarte, un resoplido y mover de cola que invita a subirse sobre él y dejarse llevar.

La equitación debe llevarse en la sangre, tienes que oler a establo si realmente amas los caballos.

Sólo así es que no importa cuán agotado se esté, los comentarios mal intencionados o lo difícil que haya sido el día.

El sol saldrá de nuevo a la mañana siguiente y entonces aquellos hermosos animales estarán esperando para salir a entrenar de nuevo, volver a saltar, a creer, a vencer.

Disciplinado y obstinado

Los grandes secretos para que cualquier persona triunfe en la vida son la disciplina y la obstinación.

Se trata de esa obstinación en el sentido que no es conformista y siempre quiere salir adelante.

De hecho esto ha sido el secreto para que Gustavo Mirabal Castro triunfara como atleta.

Recordemos que para ser jinete hay que trabajar doble, por sí mismo y por el caballo. Sí, por el equino también ya que se tiene que generar la complicidad entre ambos.

Si no hay respeto y confianza entre ambos la relación no funcionará. Es por ello que los jinetes deben esforzarse por crear una conexión.

Una vez que se logra esto entonces existirá lo que en la equitación se conoce como “binomio”, ese trabajar en equipo donde jockey y caballo luchan juntos por un objetivo común.

Buen competidor

El venezolano Gustavo Mirabal Castro ha dado la talla en grandes eventos ecuestres.

Su nombre y la bandera venezolana ha sido elevada en lo más alto del podio en competencias como el Longines Monaco, Longines Cannes y el Longines Madrid.

Donde su modo de celebrar la victoria se hizo muy característico al punto que los medios de comunicación internacionales escribieron cosas como esta:

“Cada vez que ganaba y daba una vuelta mostrando la bandera Venezolana”, reseña el portal https://boletindiario.net/

Otro de los certámenes donde el venezolano Gustavo Mirabal hizo sonar el Gloria al Bravo Pueblo, Himno Nacional de Venezuela, es el Longines Athina.

Tras llevarse el primer lugar en la modalidad de salto. Recordemos el salto ecuestre es la especialidad del caraqueño.

El portal Boletín Diario.net hace referencia a la importancia del trabajo que el venezolano ha realizado y destaca además su carrera como atleta.

De hecho hace referencia a que más de 50 jinetes de alta elite se formaron en las instalaciones de G&C Farm. Entre ellos el español Sergio Álvarez Moya.

Quien producto de su amistad con el venezolano Gustavo Mirabal Castro abrió su propio centro de entrenamiento deportivo a las afueras de Madrid.

Lugar donde también ha contado con el apoyo del caraqueño. Puesto que este ha venido a ser un amigo, un mentor y ejemplo para el piloto europeo.

El portal web también se hace eco de la descripción que ha caracterizado a la granja de Gustavo Mirabal.

“Su granja G&C Farm es llamada el Disney Ecuestre debido a todas sus facilidades e increibles instalaciones”, dice.

Actualmente Gustavo y su familia viven en España desde donde impulsan el deporte a caballo, capacitan a otros atletas y sirven como referencia en el mundo equino para las nuevas generaciones.

Alianza con Sergio Álvarez

Además de conocerse en una competencia y hablar sobre sus actuaciones, ambos hombres entablan una amistad y más tarde alianza,

Este encuentro venezolano español ha dado un gran empuje a la hípica de “la madre patria”, puesto que ambos atletas unen esfuerzos para posicionarse en el ranking.

El 2017 es un año en que la prensa refleja este buen momento de ambos jinetes de salto.

Cada uno por separado y en conjunto logran grandes resultados y hazañas, las cuales les contaremos a continuación.

Cabalarium celebra alianza

El portal español Cabalarium celebra el trabajo que ambos atletas realizaron en 2017 así como el impulso que el venezolano Gustavo Mirabal le dio a Sergio Álvarez Moya.

“Tener unos propietarios de Venezuela que hayan apostado por un jinete español de una manera tan determinante __ como Sergio Álvarez Moya __ es algo que todos tenemos que agradecer, y yo desde CABALARIUM estoy encantado de hacerlo”.

Expresó Carolo López-Quesada autor del artículo en Cabalarium (medio hípico de España).

Y es que en 2017 el venezolano Gustavo Mirabal Castro destacó durante su participación en el LGCT Cannes logrando la segunda posición junto a G&C Jartrum en el Jumping de Cannes – Longines Global Champions Tour.

Posteriormente el piloto caraqueño de salto se alza con dos primeros lugares en justas muy importantes como:

Longines Athina Onassis Horse Show celebrado en Saint-Tropez, localidad y comuna francesa ubicada en el departamento de Var y otro en el Longines Global Champions Tour Madrid 2017.

Pasión, orgullo y escudería

Bajo el lema Pasión, Orgullo y Escudería la granja del venezolano Gustavo Mirabal comienza a tener éxito en el medio ecuestre.

Todo gracias al entrenamiento de sus caballos, los cuales resaltaban en los diversos compromisos en los que los inscribían.

Y es que el objetivo principal del jinete caraqueño es clasificar a los certámenes más importantes y ganar. Estamos hablando de Finales de la Copa del Mundo, Juegos Ecuestres Mundiales y Juegos Olímpicos.

Además de que mediante G&C Farm el jinete venezolano apoyó a nuevos talentos y jinetes prometedores.

“Carolina y Gustavo han entrado en sociedad con Sergio en varios de sus caballos de primer nivel, ofreciéndole a nuestro jinete estrella un soporte y una base sobre la que aposentar gran parte de su talento y su competitividad”, dijo  Carolo López-Quesada.

Mirabal y Álvarez Moya se asocian con caballos con un pedigree espectacular como: Unicstar de l´Aumone, Durania K, Wolf y Vincent, a los que se suma Arrayan.

Los resultados que estos dan en las competencia son muy buenos por lo que la hípica española celebra la asociación del jinete local con el venezolano.

“Carolina y Gustavo, gracias por vuestro apoyo a Sergio, que de rebote es un grandísimo apoyo al equipo español.

Mi reconocimiento”, agregó Carolo López-Quesada.

Con el caballo #2 del mundo

La alianza entre Mirabal y Álvarez Moya han tenido caballos de gran éxito.

Incluso con uno de ellos el español ganó la final del Sparkassen-Youngsters-Cup at CHIO Aachen.

Se trata del ejemplar G&C Wolf.

También en 2017 un hijo “Baloubet du Rouet”, G&C Arrayan, propiedad de los dos jinetes ocupó el segundo puesto en el ranking de saltos.

Publicado por WBFSH (Federación Internacional de Libros Registro de Caballos de Deporte).

Con ese ejemplar, Álvarez Moya logra el quinto lugar en la Final de la Copa del Mundo, ganando además el Gran Premio del CSI5* Global Champions Tour de Cannes.

Pedigree de G&C Arrayan

Victoria en Madrid

También en 2017, un gran año para el venezolano Gustavo Mirabal, suena en Madrid el Himno Nacional de Venezuela.

Y es que bajo la monta del ejemplar G&C Luca el caraqueño inaugura el 107 torneo de saltos de Madrid, a propósito del Longines Champions Tour de Madrid.

Certamen en el que compiten los mejores jinetes y ejemplares del mundo.

La justa se llevó a cabo en dos pruebas internacionales, dos fases, baremo A, alturas 1,15 m y 1,25 m.

Participaron un total de 46 jinetes,19 españoles, entre ellos, la Infanta Elena de Borbón, que terminó su recorrido con 4 puntos y un derribo en la primera fase.

Por su parte, el venezolano Gustavo Mirabal fue el primero en pisar el césped, en esa edición 2017, y obtuvo el trofeo inaugural.

Gustavo Mirabal el jinete que trasciende

Luego de todo este recorrido por la vida y trayectoria deportiva, empresarial del jinete criollo.

Es necesario reconocer que ha hecho un gran trabajo y esto lo convierte en uno de los jinetes más destacados de Venezuela, con un amplio camino recorrido y triunfos dignos de admirar.

Es por ello que ha trascendido, es decir, ha marcado la pauta, se ha destacado y sigue destacando.

Gustavo Adolfo Mirabal Castro es más que un jinete, abogado o empresario, un hombre de grandes y acertados saltos.

¿Quieres saber más?

Para más información sobre la vida y trayectoria del venezolano Gustavo Mirabal Castro haz clic en el siguiente enlace.

http://www.gustavomirabal.es/gustavo-mirabal/quien-es-gustavo-mirabal-castro/ 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes consultadas: 

http://www.gustavomirabal.es/

https://boletindiario.net/gustavo/mirabal/castro/g/c/farm/disney/ecuestre/global/caballos