Gustavo Mirabal Castro » Blog » El adiestramiento la clave en un caballo rebelde – Gustavo Mirabal
el adiestramiento

El adiestramiento la clave en un caballo rebelde – Gustavo Mirabal

El adiestramiento es vital en todo caballo

el adiestramiento

Cada caballo es único y sin igual, cada cual tiene sus particularidades. Es por ello que no con todos funcionan los mismos métodos de doma.

La doma equina es un proceso de enseñanza mediante el cual se le indica al caballo que el humano es el líder su manada.

Se le hace saber que sus tiempos de convivir en estado salvaje han cambiado y que se convertirá en un caballo doméstico.

Probablemente sea usado en el deporte o en labores agrícolas.

Sin embargo, en la actualidad el caballo se usa para la práctica de las diferentes disciplinas ecuestres.

Curiosamente la doma se considera una de ellas y es quizá la más fundamental porque si el caballo no está domado al 100% dará problemas.

Los caballos son muy instintivos y de cuando en vez ese instinto de supervivencia sale a flote y si no está cómodo en su nuevo hogar o con sus nuevos dueños intentará escapar.

El adiestramiento

El adiestramiento es clave para que caballo se comporte de acuerdo a lo esperado por su dueño. Pero bajo ninguna forma se justifica el maltrato. Es inaceptable que maltraten al animal para satisfacer un capricho humano.

Cada entrenador de caballos desarrolla su propio mecanismo de adiestramiento.

Aunque uno de los aspectos principales que no se debe pasar por alto cuando se está empezando a trabajar con un caballo es el uso del bozal.

El bozal ayudará a que el caballo se familiarice con él antes de que le pongan el freno.

Del apuro sólo queda el cansancio

Hay dueños que se precipitan a ponerle freno al caballo y les hacen daño porque a la hora de montarlo el animal no está acostumbrado y el movimiento brusco para que cambie de dirección o frene le causa heridas.

En este sentido, el experto en frenos para caballos, el colombiano Javier Villegas, explica:

“Anteriormente las personas se dedicaban a enseñarle al caballo a usar el bozal. Ahora viven con mucho afán para que los caballos salgan muy rápido en sus desplazamientos. Los acosan sin que tengan suficiente arreglo con el bozal”.

Villegas, en una entrevista para el programa Pasión Equina transmitido por el canal TV Agro de Colombia, sostiene que el uso del bozal es vital porque una vez que el caballo se acostumbra y no muestra señales de estar mal con él se puede adaptar a cualquier tipo de freno.

El experto acota que cuando no se cumple el proceso entre el caballo y el bozal este queda con ciertos vicios que más tarde los dueños tratan de corregir con los frenos.

Por lo que se recomienda que el caballo cumpla su proceso de adiestramiento. Es normal que ello tome su tiempo porque de la noche a la mañana no se puede esperar que el animal responda perfectamente a las exigencias humanas.

El corral es fundamental para volver a los inicios

Cuando un caballo está tan acostumbrado al salto ecuestre, las carreras, el rodeo de barriles, arreo de ganado, etc. olvida que es un caballo y manifiesta señales de rebeldía.

Es allí cuando toman una actitud incontrolable y sus dueños generalmente no saben qué hacer.

Frente a esa situación la solución está en volver al corral. Llevarlos de vuelta al lugar donde aprendieron a trotar de acuerdo a lo que se les indicaba.

El corral no es un castigo sino una segunda oportunidad.

Muchos dueños cuando no pueden tener el control sobre el caballo lo duermen.

Consideran que la eutanasia es la solución. Pero no es así.

Tras ser considerado rebelde el caballo se vuelve una especie de amenaza para el que lo monta, el que lo cepilla, etc…

El trabajo en un rancho ecuestre no lo hace una sola persona, es todo un equipo que día a día labora en él para que todo marche de la forma adecuada.

Es por ello que si el caballo está rebelde puede ser peligroso.

Dada la situación en el corral los caballos vuelven a ser ellos mismos. Poco a poco van bajando los humos y el humano vuelve a tomar las riendas en la manada.

Una vez que el caballo deja de hacer movimientos amenazantes sólo se necesita una cuerda y mucha paciencia.

La cuerda sirve para ayudarlo a que de vueltas en círculos y tras el sonido de vuestra voz camine de forma más rápida o lenta. Así como para que trote.

Cuando el caballo lleva el ritmo y se relaja entonces es momento de darle la espalda y esperar que él siga al adiestrador.

¿Cómo saber si el adiestramiento funcionó?

El caballo habla con su cuerpo y suele expresarse tras el movimiento coordinado de ambas orejas. Incluso sus miradas también hablan.

Pero se sabe que el adiestramiento funciona cuando no necesitas mucho esfuerzo para que venga hacia vosotros.

Así como cuando responde naturalmente a las órdenes dadas.

Si la técnica del corral surtió un efecto positivo en el caballo este hará todo lo que se  le pida.

Se echará en el suelo con sólo tocar una pata con la fusta (no hace falta golpearlo. De nada sirve el maltrato).

Además con el movimiento de sus orejas indicará si está receptivo con lo que le estés ordenando. De lo contrario ignora las órdenes y se dedica a pastar o ver el horizonte.

La doma de un caballo toma su tiempo y ese es el factor que muchos dueños quieren ignorar porque para estos el tiempo es dinero.

Se les olvida que el caballo sigue siendo un animal aunque sea triple campeón del mundo en cualquier disciplina.

Es necesario un descanso

El descanso debe ser obligatorio porque se si fuerza mucho al caballo se cansará y no hará caso a ninguna orden porque está exhausto.

Un caballo cansado no rendirá en ningún entrenamiento o competencia.

Obligatoriamente el animal tiene que descansar.

Por más exitoso que sea el caballo en la disciplina en la que se desempeñe tiene que haber un momento de stop.

Los dueños deben internalizar que se trata de un animal y no de una máquina que pueden explotar hasta que se destruya y la solución sea desecharla.

Si el caballo compite pero tiene sus periodos correctos de descanso disminuye el riesgo de lesión en sus patas.

Y esto se traduce en que se evitan enfermedades como laminitis, la cual afecta de manera terrible los cascos de los caballos y en casos más graves se debe sacrificar al animal.

La falta de descanso es fatal

El equino sufre tras largos periodos de entrenamiento y competencia es por ello que se debe tener cuidado y no explotarlo.

La razón por la que muchos ejemplares se vuelven ansiosos y rebeldes es porque los presionan mucho.

De hecho hay dueños que inyectan estimulantes a sus caballos para que corran más rápido en la carrera.

Razón por la que algunos han muerto de infarto o simplemente son descalificados tras una prueba de dopaje.

Entonces, ¿vale la pena drogar al caballo y después echarle la culpa de los errores?

No. De ninguna manera. El caballo tiene derecho a un descanso. Así como a un entrenamiento acorde a sus capacidades.

Por nada se debe forzar al animal. De lo contrario el tiempo de vida del equino se va recortando ya que poco a poco va perdiendo su fuerza, su capacidad para resistir y finalmente se desploma.

No a la explotación y maltrato animal.

 

 

 

 

Fuentes consultadas:

www.gustavomirabal.es/

https://gustavomirabal.ae/
https://gustavomirabal.ch/
https://www.pinterest.es/pin/642114859350359734/
https://www.pinterest.com/gustavomirabalcastro/
https://www.facebook.com/492119137931001/posts/545764639233117/
https://www.wattpad.com/story/129398546-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela
https://gustavomirabalcastro.online/
https://gustavomirabalcastro2.wordpress.com/acerca-de/