//Sensibilidad del caballo
La sensibilidad del caballo

Sensibilidad del caballo

El caballo es uno de los animales mamíferos más grandes del planeta tierra. Este gran animal ha sido de gran utilidad al ser humano desde tiempo inmemorial. Su gran carisma y versatilidad han hecho de este uno de los animales favoritos del ser humano. Ahora bien debemos tomar en cuenta que este es un ser vivo que siente y padece las necesidades fisiológicas como dormir, comer, recrearse entre otras. Algunos de las razas de caballos viven en estado salvaje en cambio otros son domesticados e incluso algunos entrenados para realizar actividades artísticas. Pero no podemos dejar de lado la gran Sensibilidad del caballo.

En relación a la Sensibilidad del caballo este tema nos debe hacer pensar un poco en la forma en que se aborda el caballo. Por lo que se debería tratar de una manera respetuosa y amable, si este está en un programa de entrenamiento se debe tratar de que sea de la manera menos traumática posible.

Así que al propietario o responsable de los caballos se les insta a practicar la doma natural y en las medidas de las posibilidades que un experto en etología los asesore al respecto. Si un caballo está contento esto significa que va a rendir mejor en sus actividades. Cuando el caballo practica alguna disciplina de la equitación y se debe enfrentar a competencias esto de ser aun más preciso la clave que el caballo este relajado y contento.

Por ello existen diversas técnicas que sirven para la relajación del caballo como la acupuntura, hidroterapia, flores de bach entre otras.

Grado de Sensibilidad del caballo

Podemos ver que el caballo cuenta con un gran tamaño, además de que transmite poder y fuerza. Sin embargo el grado de Sensibilidad del caballo es enorme por lo que suelen ser un poco nerviosos ante cualquier estimulo.

Si lo mas mínimo como un insecto pueden sacar de foco al caballo. Esto nos da a pensar que todos esos instrumentos que amerita el caballo para que el humano pueda cabalgar en el no deben ser nada cómodos.

Debido a que el caballo tiene tanta sensibilidad lo ideal es  en vez de un astilazo sean más comprensivos y manejen la mano para lograr calmarlo.  Lo que se pretende es que el caballo entienda que no es un castigo sino que se le está ayudando a desarrollarse.

Por lo que se requiere que sean sensitivos de manos y no le peguen un impulso del hierro. Además se puede usar  movimientos amplios. Esto se hace tomando en cuenta que  la parte más sensible del equino es la boca.

Por el solo hecho de que el caballo sea un ser vivo requiere mucho tacto y afecto. Por  esta razón el propietario o responsable del caballo se debe enfocar en  acariciar y dar confianza al animal.

El buen trato que tenga el caballo es fundamental para su bienestar físico y psíquico pues esto se traduce en un caballo equilibrado. Además su rendimiento en las actividades que realiza se vera impactado positivamente.

Al principio no será tarea fácil pero con el tiempo vera la recompensa. El  susurro de tu voz o el contacto del caballo contigo harán que te vea como uno más de su manada es decir como parte de los suyos.

De allí que se establecerá una magnífica relación caballo humano convirtiéndose así en una dupla mágica

Sensibilidad del caballo
Sensibilidad del caballo

La Sensibilidad de los caballos facilitan las emociones

Como todo ser vivo el caballo es un animal que responde a las emociones. Considerando que el caballo es uno de los pocos animales que el ser humano monta. Pues debemos saber que ya el solo hecho de usar una indumentaria y si le sumamos el peso del jinete ya es suficiente. Así que el humano que haya vivido la experiencia de cabalgar sobre el lomo del caballo sabe la sensibilidad que estos hermosos animales tienen.

Si el caballo se acerca con naturalidad hacia ti ya está demostrando que le inspiras confianza este es un elemento importante al momento de montar el caballo. Así que si estos hermosos animales deciden quedarse a nuestro lado es un gran avance pues significa que no representamos una amenaza para ellos.

Debemos recordar que el caballo en sus antepasados era visto como una presa por lo que ese miedo lo tiene en los genes. Por ello su sistema de alerta está apto para descubrir cualquier cambio potente que le presuma peligro.

Ya hemos visto que nos vamos adentrando un poco a como es la conducta del caballo. De allí se genera un punto de partida para entender un poco la intensa sensibilidad y las características de la interacción que instituimos con el caballo.

De lo anteriormente mencionado nos damos cuenta de lo que supone confrontarnos con el gran mamífero e estampa de la libertad. Pero también del miedo atroz a ser dañado, agotado en un pequeño establo y anulado de su manada por el humano. En este sentido se debe ser consciente de que el caballo permanezca en óptimas condiciones esto garantiza en parte el bienestar del animal.

Más allá de un cuerpo gigante la Sensibilidad del caballo está a flor de piel.

Trabajo con los caballos excelentes resultados

La gran Sensibilidad del caballo  es un elemento fundamental que permite el trabajo con los humanos lo que puede traer como consecuencia excelentes resultados. Por lo que el caballo nos beneficia y  conecta con las creencias limitadoras que tenemos.

Debido a ello salen a flote una cantidad de pensamientos negativos que aniquilan la autoestima casi por completo. Por esta razón el caballo con su nivel de empatía y carisma puede ayudarnos mucho a nivel psicológico.

Por ello el caballo nos devuelve mucho puesto que lo que proyecta el animal es sumamente poderoso. Entre estos atributos podemos hacer mención de las siguientes naturalidad, nobleza,  libertad,  sensibilidad, liderazgo entre otros.

Es un reflejo de nuestros aspectos positivo en la manera más sublime. Pues podemos ver en él todo lo que hay en nosotros mismos. Conectamos con nosotros a través de su sensibilidad por lo que es un avance en nuestro trabajo personal.

Además es un espejo para adentrarnos y encontrarno0s con nosotros mismos. De allí sucede el hecho de marcar mis límites, así como cómo gestionar el fracaso cuando el caballo no responde. Todos estos aspectos se pueden trabajar con la ayuda de estos maravillosos animales como son los caballos.

Así mismo estos animales nos pueden ayudar enormemente a cultivar loa inteligencia emocional puesto que me ayuda a gestionar el estrés.

Como resultado del trabajo personal con los caballos  la persona va generando un estado de serenidad. Además, cuanto más se fortalezca la experiencia con el caballo, mayor será el entendimiento sobre qué ruta cerebral se está desenvolviendo para alcanzar dichos lapsos de bienestar y tranquilidad.

En síntesis

La Sensibilidad del caballo en principio nos muestra que debemos ser muy respetuosos en el trato hacia ellos. Por otro lado es un atributo que permite que los seres humanos puedan trabajar su aspecto emocional conectando precisamente con ese nivel de carisma, sensibilidad y empatía de este hermoso y noble animal como lo es el caballo.

Fuentes Consultadas:

http://sobrecaballo.blogspot.com/2014/01/sensibilidad.html

https://www.holisticoonline.com/los-caballos-como-facilitadores-de-emociones/