Gustavo Mirabal Castro » Blog » Alimentación adecuada del caballo
Alimentación adecuada

Alimentación adecuada del caballo

Alimentación adecuada del caballo

Alimentación adecuada

Para que el caballo tenga una buena salud, receptividad y rendimiento tiene que estar alimentado de la forma correcta.

A continuación vamos a compartirles cuáles son esos ingredientes para la alimentación adecuada del caballo.

Los cuales no pueden faltar en la dieta equina.

Alimentación adecuada del caballo

El caballo necesita comer todo el día debido a la estructura de su organismo.

Pero, ¿qué puede y qué no puede comer?

Sus necesidades deben corresponderse también con una dieta bien balanceada que incluya fibra, minerales y vitaminas.

También las proteínas son vitales para estos animales que se mantienen en continuo ejercicio.

Un caballo requiere también consumir alimentos que le proporcionen energía.

Y por supuesto, agua para mantenerse hidratado.

Fibra:

La fibra (celulosa) es muy necesaria en la dieta equina porque permite que los demás alimentos circulen de forma más cómoda y normal en los intestinos.

Recordemos que el caballo tiene un estómago pequeño.

La fibra viene inmersa en la pastura o el heno.Esta suele generar un menor nivel de energía.

La digestibilidad de un determinado alimento es inversamente proporcional a la cantidad de celulosa.

Los alimentos disponibles para los caballos, los podemos dividir en 2 tipos:

Pasturas, silos, forrajes. Dentro de este último están el fardo, pellets, suelto, etc.

Además de los concentrados o suplementos.

Heno

A diferencia de los granos el heno o el fardo, contiene menor concentración de energía.

Una hoja de heno contiene las dos terceras partes de la energía, las tres cuartas partes de las proteínas y la mayoría de los nutrientes.

En este sentido, el heno forma parte de la alimentación adecuada y para ser bien aprovechado debe poseer:

Buena calidad, tallos finos, bastantes hojas y estar libre de hongos.

Tipos de heno

En cuanto al heno hay varias clases como hojas leguminosas: alfalfa y trébol.

Estas contienen mayor energía digestible, proteínas, vitaminas y calcio en comparación con el heno de gramíneas.

Entre tanto, el heno en pellets posee ciertas ventajas y desventajas con respecto al fardo. Entre las ventajas puede mencionarse, la menor pérdida de hojas.

Por su parte, el silo, para utilizarlo en el caballo requiere: óptimo estado de conservación, ser de excelente calidad, estar libre de hongos y debe efectuarse un empleo racional del mismo.

Concentrados

Los concentrados o suplementos se dividen de la siguiente manera:

Energéticos, voluminosos, proteicos, comerciales o balanceados, aditivos y granos de cereales.

Vamos a hablar un poco de cada uno de ellos a continuación:

Concentrados Energéticos:

Dentro de los energéticos tenemos:

A) Granos: avena, maíz, cebada, trigo, lino, etc.

B) Grasas: aceite mineral (maíz, soja o girasol), grasa animal.

Voluminosos

Entre los voluminosos están el afrecho como el trigo o el maíz.

Proteicos

Dentro de los proteicos, que forman parte de la alimentación adecuada del caballo están:

A) Harinas: soja, girasol, etc.

B) Harina de carne

C) Harina de pescado

D) Subproductos lácteos.

Comerciales o balanceados

Los alimentos Comerciales o balanceados también forman parte de la dieta equina:

A) Completo,

B) Alimento complementario

C) Mineral

D) Alimento vitamínico-mineral.

Aditivos

Un caballo necesita también alimentos aditivos y dentro de este grupo contamos con los minerales, las vitaminas, las zanahorias, levaduras y la melaza.

Cereales

Los granos de cereales, son suplementos o concentrados, y representan una fuente principal de energía.

Estos muy importantes en la alimentación del equino de altos requerimientos energéticos, como por ejemplo: los caballos usados para el deporte.

Los cereales son utilizados solos o en forma de mezclas.

Hay ocasiones en las que suelen combinar uno o más granos en una misma ración.

Sin embargo, hay que tener en cuenta el aporte energético de cada uno para evitar de esta manera la existencia de disturbios digestivos.

Entre los granos encontramos:

Los granos son una gran fuente y base para una alimentación adecuada del caballo.

Entre estos tenemos la avena, el maíz, la cebada, el trigo y el centeno.

A continuación les contamos un poco sobre los beneficios de cada uno para los caballos.

a) Avena: es el grano más común para la alimentación adecuada del equino, su menor concentración de energía digestible lo transforma en un grano de menores efectos nocivos.

La calidad de la avena es variable, inclusive puede ser acompañada de otros ingredientes o sorprender a tu caballo con unas ricas galletas de avena.

b) Maíz: aporta mayor energía que la avena, por lo tanto al formular una ración con este grano, es importante tener en cuenta la cantidad de energía que provee, para evitar alteraciones digestivas. Es conveniente, por su dureza, es mejor triturarlo primera.

c) Cebada: su contenido en energía es intermedio entre la avena y el maíz. Es aconsejable administrarla partida o quebrada.

d) Trigo: tiene un alto contenido de energía digestible.

e) Centeno: es poco palatable.

Granos partidos

Hay que tener en cuenta que los granos partidos, pueden contraer hongos debido al almacenamiento prolongado e incluso ponerse rancios.

Lo cual disminuye su valor nutricional y alimenticio. Ten cuidado con eso.

Ahora bien, dentro de la dieta equina hay otros suplementos proteicos, que se utilizan cuando deben proveerse proteínas adicionales y cubrir las necesidades de los caballos.

Según su origen en los suplementos se dividen en: animales y vegetales.

Los suplementos proteicos de origen vegetal, son los mas comunes para alimentar a los animales, como por ejemplo: harina de semillas de oleaginosas.

La harina de soja, es de alta calidad proteica y es el suplemento favorito para el caballo en crecimiento.

Asimismo se encuentran los suplementos proteicos de procedencia animal.

Estos tienen origen en: carnes, productos lácteos, pescados, aves, etc..

Antes de suministrar cualquiera de estos productos consulte su veterinario.

Puesto que algunos de estos suplementos podrían tener problemas para su almacenado, costo y conservación.

Los alimentos preparados comercialmente deben partir de materias primas de alto valor nutritivo y de una selección de sus diferentes componentes, asegurando la ración completa o complementando la ración al asociarse a otros alimentos.

Melaza

La melaza es una muy buena fuente de energía, se le utiliza en muchas oportunidades, pues aumenta la palatabilidad de los alimentos y disminuye la cantidad de polvo en la ración.

Por otro lado los aceites vegetales, como por ejemplo el de maíz, se utilizan para suministrar energía en el caballo deportivo, contribuyendo además a mejorar el pelaje.

Consideraciones

El caballo es un animal muy hermoso pero también delicado.

La alimentación adecuada de este va a depender de cuán diligente sea su dueño.

Los equinos requieren amor, atención, cuidado…

A menudo podemos ver diversos ejemplares de caballos flacos, se les notan las costillas, comen lento y viven resignados.

El maltrato es real y el único suplemento que muchas veces reciben los equinos bajo esas condiciones son los golpes.

Sabiendo tomar las riendas de este asunto no es tan difícil establecer un plan alimenticio que tenga todo lo que el caballo necesita.

Cuántas cosas queremos de estos animales y ¿cuánto se está dispuesto a dar por ellos?

Lo más irónico es que el ser humano le exige al caballo ir más rápido, hacer que gane dinero en carreras oficiales o callejeras, legales o ilegales pero y si no se alimenta bien…

Si no tiene los cuidados necesarios y básicos no podrá hacerlo.

 

 

 

 

 

 

Fuentes consultadas:
https://about.me/gustavomirabal