//Los mejores abogados de la historia

Los mejores abogados de la historia

La abogacía es una de las profesiones más antiguas de las que se tiene registro histórico. Y es que desde los albores de la humanidad ha habido conflictos y alguien debe ayudar a redimirlos. Por ello hoy descubriremos cuales son los mejores abogados de la historia

En principio los juristas fueron jueces simplemente que se dedicaban a redimir conflictos. Un papel que a veces ejercían los gobernantes. En otros momentos históricos fueron los jueces los que ejercieron como gobernantes, tal como se desprende del libro de los jueces de la biblia.

De esta manera, el derecho es una de las profesiones más relevantes en nuestra sociedad. Esta profesión  sin embargo no posee tanta visibilidad en una sociedad enfocada en la tecnología.

¿Qué cualidades debe tener un gran abogado?

Los mejores abogados de la historia mezclan conocimiento de las leyes con mucho sentido común. Además deben poseer destrezas en el campo de la psicología y buenas dosis de oratoria y la redacción.

Dicen que la prostitución es la profesión más antigua del mundo. En ello consideramos que no hay dudas. Aún así algunos de los primeros relatos sitúan a los mejores abogados de la historia buscando justicia en casos de alegada inmoralidad.

Sin duda el abogado nació para defender a la sociedad de las injusticias. Para ello el abogado debe hacerse de multitud de herramientas. El abogado usa la retórica, el conocimiento de las leyes y sobre todo el sentido común para defender su caso.

Ya sea un abogado acusador o un abogado defensor, el abogado usa todas las herramientas a su disposición. Y cuando la experiencia ya lo ha elevado más allá de tomar parte por uno u otro, se convierte en juez. Una profesión compleja y hermosa a la vez.

Conozcamos uno de los primeros relatos de la historia sobre la compleja labor de los mejores abogados del mundo.

Friné y la inmoralidad está en el alma de quien la evalúa

Desde la Grecia antigua nos llega el relato de Friné acusada de inmoralidad. Un grupo de ciudadanas acusó a Friné de inmoral ante un Jurado popular.

Friné era una dama hermosa cuyos encantos despertaban el interés de los hombres y la molestia de sus mujeres. Dadas aquellas circunstancias las mujeres comenzaron a reunirse para planear su venganza. No saldría impune la belleza de Friné y las miradas que robaba a sus maridos. Pero su abogado Hipérides no sólo entendía de leyes sino también de la naturaleza humana.

Su abogado entendió que en las acusaciones se escondían celos y bajas pasiones. De esta manera el abogado se planteó una táctica que involucraba la psicología y el sentido común.

Según las damas griegas Friné se comparaba a sí misma con la diosa Afrodita. Compararse con una diosa era considerado un delito gravísimo castigado con la muerte. Esta era la manera en que presentaban la inmoralidad de Friné para hacerla matar y acabar con su “competencia”.

Su abogado llevó a Friné desnuda envuelta en una manta escarlata. Mientras presentaba los argumentos, citaba las malas intenciones de las acusaciones. En la medida que presentaba los alegatos iba descubriendo el cuerpo de Friné completamente desnuda.

Este proceso captaba la atención, deslumbraba a los jurados y a su vez despertaba la molestia de sus acusadores. Así lograba exponer a los acusadores no como buscadores de justicia sino como partes interesadas. No podemos negar que mostrar el cuerpo de una chica podría influenciar al jurado.

El abogado entendió que necesitaba exponer a los acusadores mientras ponía de su lado al jurado. Y logró su objetivo, la bella e inocente Friné fue absuelta y liberada.

Los mejores abogados de la historia también pueden ser gobernantes

Un estudio de la revista The Economist realizado en el año 2009 basado en una muestra a 5.000 presidentes y ministros de gobierno arrojó curiosos resultados. La carrera más recurrente de la muestra de presidentes y ministros seleccionada resultó ser derecho o leyes (20%). Luego de la profesión de las leyes siguieron otras profesiones del área empresarial (17%). A continuación siguieron las carreras diplomáticas y los militares. En la parte final de la lista estuvieron las carreras de periodismo, economía, medicina y las carreras académicas.

Con esto podemos ver que la profesión de abogado se encuentra entre las más prolíficas en el mundo político. Políticos prominentes como Barack Obama expresidente de EE.UU. y premio nobel de la paz o Vladimir Putin presidente de Rusia son abogados.

Sin entrar en la evaluación de sus gestiones de gobierno, es innegable la influencia del derecho en los gobiernos. Algunos juristas que alcanzaron gran influencia en la esfera política son:

Juan Domingo Perón: Líder político de Argentina. Ha sido el único presidente de Argentina en ser elegido en tres ocasiones.

Bill Clinton: Expresidente de los Estados Unidos de América

Felipe González: Jefe de Gobierno de España. El mandato de 13 años y medio fue el más largo de un jefe de Gobierno en democracia.

Nelson Mandela: Este abogado y activista sudafricano logró la eliminación del Apartheid, régimen que limitaba los derechos de los negros. Además, Mandela se convirtió en el primer presidente de Sudáfrica elegido por voto universal. Su mayor logro fue lograr la reconciliación de Sudafrica luego del apartheid, luchando contra la pobreza, el racismo y la desigualdad social.

Mahatma Gandhi: este abogado indio fue el mayor líder del movimiento independentista de la India. Su pacifismo todavía es evocado en todo el mundo.

Nelson Mandela - Uno de los mejores abogados de la historia
Nelson Mandela – Uno de los mejores abogados de la historia

Proliferación de los abogados

Los juristas han proliferado a través de la historia de la humanidad. Donde hay un conjunto de seres humanos, hay colaboración pero también conflictos y diferencias. Allí donde el poder se manifiesta no falta la resistencia ni quien domina las artes de la persuasión y el conocimiento de la Ley.

La comunidad de profesiones que vinculadas al Derecho en el mundo es enorme: jueces, jueces de paz, mediadores, abogados, procuradores y profesores de derecho, junto a un número inmenso de profesiones aledañas, incluyendo la de los políticos. De este último punto hablaremos a continuación.

Sin los juristas la máquina de la justicia desaparecería y el desorden social conduciría a la destrucción del mundo. Es difícil confiar en la defensa de los motivos propios con sus propios medios. La historia ha demostrado que esto conduce a los atropellos y al escarnio público.

También la ausencia de leyes y justicia produce la implantación de métodos violentos. La fuerza física, la coacción o el poder de los grupos se imponen. Es importante que haya mecanismos para mediar entre varias razones y lograr el equilibrio de la justicia. Los mejores abogados de la historia entienden aquello del equilibrio de la justicia.

Gracias a los abogados la sociedad ha conseguido mecanismos civilizados para la resolución de conflictos. Además, los abogados han conseguido establecer procesos para defender los derechos, tanto de los acusados como de las víctimas.

Además, los abogados han realizado numerosas contribuciones para normar las relaciones sociales. Gracias a su labor en los parlamentos y cuerpos legislativos, el mundo es un poco más justo y organizado.

Están desde la creación de las leyes, implementación, en los juzgados e incluso en los gobiernos. Es profesión fundamental en la sociedad moderna. Pero conozcamos un poco más sobre los mejores abogados de la historia.

¿Cómo realizar un listado de los mejores abogados de la historia?

Realizar un top de los mejores abogados de la historia sería injusto y muy complicado. Realmente cualquier análisis que se realizara tendría que considerar tantas variables que se haría eterno. Sin embargo esto no nos hace alejarnos de nuestra intención de mostrar cuales han sido algunos de los mejores abogados de la historia.

Las huellas que en la historia han dejado algunos son y seguirán siendo imborrables.

Preguntas para determinar cuales son los mejores abogados

Algunas preguntas que se usaron para considerar este listado y que deberían ser considerados para la elaboración de cualquier lista a futuro son las siguientes:

  • ¿Cómo evaluar los méritos académicos y teóricos frente a las victorias en firme en procesos judiciales? ¿Cuál es más importante y cuál peso deben tener en la evaluación?
  • ¿Qué se valorará más, la cantidad o la calidad de las obras escritas? ¿Cómo se puede evaluar la calidad de la disertación teórica?
  • ¿Se considera su impacto en su época o el legado para el mundo actual?
  • ¿Cómo comparar los juristas pertenecientes a distintos sistemas judiciales y distintos países?
  • ¿Se considera su impacto al transformar un sistema existente o su valía dentro del sistema en el que vivía?
  • ¿Es mejor abogado quien más casos gana o quién mejor sirve al propósito de la justicia?
  • ¿Es más valioso evitar el litigio o su victoria en el proceso jurídico?
  • ¿Qué resulta más importante, las leyes y el proceso judicial o la persuación?

Hoy mostraremos los nombres de aquellos que en nuestra opinión se han ganado un lugar en la historia del Derecho. Nombres de juristas que han fallecidos y que sin duda serán recordados por siempre.

Comenzaremos por el derecho antiguo e iremos avanzando en el tiempo conforme el artículo se vaya actualizando.

Los mejores abogados del de la historia en el derecho antiguo

Marco Tulio Cicerón (106 a.c. – 43 a.c):

A parte de ser uno de los mejores abogados de la historia, Marco Tulio Cicerón era político, filósofo, escritor y orador. Un ejemplo a seguir que además un innovador. Se le caracterizó por evitar las formulas sacramentales. Estas eran fórmulas al desconocerla el hombre común impedían el acceso a la justicia cual “clave secreta”. Reconocido por la flexibilidad de su discurso el cual adaptaba según la naturaleza del proceso ya fuera civil, penal o político. También se dice que era muy vehemente.

Cicerón afirmó lo siguiente 

“La ciencia que se aparte de la justicia más que ciencia debe llamarse astucia”.

Ulpiano (170 d.c – 228 d.c)

Considerado el mejor jurista académico Ulpiano era quien analizaba las fuentes de derecho de la época: leyes, senadoconsultos, edictos de pretores y ediles y ofrecía guías para los magistrados imperiales. Su obra “Las Instituciones” fue el punto de arranque del Derecho Romano. Esto último resulta tan relevante que la 3era parte de la Compilación de Justiniano toma como referencia y fuente a los escritos de Ulpiano.

Emperador Justiniano (482 d.c. – 564 d.c.)

Fue uno de los más importantes emperadores romanos, tomando como bandera reavivar al imperio romano. Para ello se enfocó en retomar territorios perdidos y realizar una organización integral de lo que representaba el derecho romano. La compilación y armonización de todo el derecho romano en un único cuerpo legal coherente se le conoce como “Corpus iuris civilis”.

Gracias al aporte de Justiniano el derecho romano adquirió un carácter integral y es la base del derecho occidental y de esta civilización.

Los mejores abogados del de la historia en el derecho de la edad media

La edad media se caracteriza por ser una etapa del mundo en que el avance de la civilización se detuvo. El poder religioso y las monarquías admitían el poder absoluto de los monarcas y la iglesia. Antiguamente se decía que “del Rey a la Ley sólo hay una letra” y con ello que la única ley era lo que decretaba el rey.

Sin embargo, con todo ello hacia finales de la edad media se gestó un movimiento que hizo renacer el derecho romano. Poco a poco este movimiento en la edad moderna hizo que hasta los reyes se sometieran a la ley. Conozcamos un poco más de sus mayores exponentes

Bártolo de Sassoferrato (1313-1357)

El mundo jurídico de la Edad Media consideró como el mejor jurista al doctor en leyes Bártolo de Sassoferrato. Sus cuyas enseñanzas superaron el criterio literal de las leyes. Se enfocó en una metodología crítica que combinaba la letra y el espíritu de la ley.

La expresión “bártulos” de los estudiantes de leyes tiene su origen en los “Bartolos” o textos facilitados por el maestro. Tanta fue su influencia que los reyes dieron apoyo a su doctrina. Entre estos estaban los Reyes Católicos que decretaron se aplicará el criterio interpretativo de Bártolo en caso de discrepancia doctrinal.

Baldo degli Ubaldi (1327 d.c. – 1400 d.c.)

El mejor alumno de Bártolo de Sassoferrato se convirtió en su sucesor. Fue profesor de derecho en las mejores universidades del mundo en esa época: Florencia, Bolonia, Padua, Pavia y Perugia.

Trabajó tanto en derecho civil como canónico. Fue maestro de derecho de quien luego se convertiría en el papa Gregorio XI. En 1378 durante el llamado Cisma de Occidente de la iglesia fungió como consejero de Urbano sexto contra el llamado “antipapa”.

Los mejores abogados de la historia en la Edad Moderna

A partir de la Edad Moderna comienzan a alzarse juristas relevantes que dejan huella en la Ciencia del Derecho. Unos como abogados, otros como Catedráticos y otros como jueces (e incluso algunos sumando ambas condiciones). En un repaso necesariamente rápido y a modo de pincelada podemos señalar los siguientes. Además siempre es útil ponerle rostro a los maestros que admiramos o a los que tanto debemos.

Edward Coke (1552-1634)

Abogado de la Corona británica, procurador general de Reino Unido y presidente del “Court of Common Pleas”. También fue el primer juez del Tribunal Supremo en el año 1613.

No sólo fue defensor de los derechos de la persona sino que se enfrentó al Rey Jacobo I para defender la independencia judicial. Como uno de los mejores abogados de la historia llevó a negarle al Rey la posibilidad de asumir competencias judiciales cuando quisiese.

Llegó a afirmar en sentencia lo siguiente:

“El Rey mismo no debe estar sujeto al hombre, sino a Dios y a la ley, porque la ley lo hace Rey”.

A pesar de sus grandes aportes a la jurisprudencia, su independencia le ganó muchos enemigos, entre ellos el rey. Debido a la enemistad con el Rey Jacobo I, entre otros, Coke le fueron retirados sus títulos y murió lejos de las cortes.

Fue uno de los juristas cuyo legado quedó plasmado en la constitución inglesa.

Su obra más célebre “Institutes of the Lawes of England” fue escrita en el año 1628. Esta es una obra de consulta obligatoria para cualquier abogado inglés. Dicho texto ha tenido numerosas reediciones y se mantiene siendo impreso en la actualidad.

Hugo Grocio (1583-1645)

Hugo Grocio - Uno de los mejores abogados de la historia
Hugo Grocio – Uno de los mejores abogados de la historia

Filósofo, escritor y poeta y jurista de los Países Bajos. Este prodigio sentó las bases del Derecho Internacional a través de su obra “De iure belli at pacis” publicada en 1625.

La obra que en español se le conoce como “Sobre la guerra y la paz” establece el principio de que no hay guerras justas. Incluso llegó a plantear algo que ahora es más “no existen buenos y malos, son todos iguales”. Este conjunto de ideas conformó las bases también para el derecho durante un estado de guerra.

Afirmó que el derecho internacional se asienta sobre el Derecho de Gentes y este deriva de la razón. Esto lo lleva a plantear pasar de un derecho basado en la espiritualidad y el misticismo a uno basado en la razón y el sentido común.

En su época se atrevió a decir que el derecho de las gentes “existiría aunque Dios no existiese”. No es que fuera ateo sino que planteaba la inmutabilidad del derecho en el tiempo. Según sus argumentos Dios estableció los principios para el derecho, y ya hecho esto ni siquiera Dios podría cambiarlo.

Argumentos fuertes para su época que le granjearon pocas simpatías. Sin embargo su planteamiento sentó las bases para la creación de un derecho y estado secular.

Charles Luis de Secondat, Barón de Montesquieu (1689-1755)

Montestuieu, como comúnmente se le conoce, fue un pensador político francés, filósofo, jurista y magistrado. Su obra se desarrolla en el contexto cultural de la ilustración que permeó todos los estratos de la sociedad. La ilustración cambió el panorama del mundo desde lo político, económico, religioso y cultural.

Es considerado el padre de la teoría de la división de poderes del Estado que inspira las Constituciones modernas (“El espíritu de las leyes”, 1748).

Con respecto a la separación de poderes Montesquieu escribió:

Cuando en la misma persona o en el mismo cuerpo de magistratura, la potestad legislativa y la potestad ejecutiva están reunidas, no puede haber libertad; porque se puede temer que el mismo monarca o senado pueda hacer leyes tiránicas, para ejecutarlas tiránicamente.”

Montesquieu - Uno de los mejores abogados de la historia
Montesquieu – Uno de los mejores abogados de la historia

Los mejores abogados del derecho contemporáneo

Sarmiza Bilcescu (1867-1935):

Ella fue la primera mujer en doctorarse en leyes. Si tenemos que hablar del papel de los abogados en la defensa de los derechos es clave tenerla a ella en cuenta. Ya que gracias a ella se comenzó a dar importancia a ejercicio de las profesiones en las mujeres.

Su tesis doctoral se tituló “Sobre la condición jurídica de la madre” donde se reflejaron las limitaciones que tenían las mujeres para acceder a sus derechos, en especial las mujeres que ejercían el papel de madres en la sociedad.

Perspectivas del Derecho para evaluar a los mejores abogados de la historia.

Como pudimos ver, los mejores abogados de la historia antigua se destacaron por diferentes aspectos. Unos por su oratoria, otros por su reto al Derecho establecido y otros por sus aportes teóricos. Muchas perspectivas que podremos abordar en estos artículos para descubrir cuáles son los mejores abogados de la historia de la humanidad.

Fuentes consultadas:

https://es.wikipedia.org/wiki/Cicer%C3%B3n

Para más información visita:

https://twitter.com/gmirabalcastro2
https://gustavomirabal.ae/
https://gustavomirabal.ch/
https://www.pinterest.com/gustavomirabalcastro/
https://gustavomirabalcastro.online/
https://gustavomirabalcastro2.wordpress.com/acerca-de/