//El Juego del Calamar – Lecciones para las finanzas personales
El Juego del Calamar y las finanzas personales

El Juego del Calamar – Lecciones para las finanzas personales

El Juego del Calamar es la reciente serie de Netflix que está causando furor en todo el mundo. Por una parte, explora un género que se va haciendo común del todos contra todos o Battle Royale.  Por otra parte, incorpora mecánicas y narrativas totalmente novedosas e inesperadas. La sorpresa es la clave de esta serie que además cuenta con un trasfondo narrativo que no desata su nudo en su primera temporada. Por ello hoy hablaremos del Juego del Calamar y las lecciones que nos deja para nuestras finanzas personales.

Pero sin entrar en spoilers veamos que tiene que ofrecernos esta novedosa serie, cuales son los elementos que la han hecho tan exitosa. Por último, pero no menos importante, veamos que consejos financieros tiene para nosotros.

El juego del calamar | Avance oficial | Netflix

¿El Juego del Calamar y las finanzas personales?

La exitosa serie de Netflix plantea nuevamente dilemas que la cinematografía Sur Coreana ha puesto sobre el tapete recientemente. Parasite y el Juego del Calamar han mostrado la enorme la brecha social y discriminación de la sociedad surcoreana.

Ambas nos muestran personas en ambos extremos del espectro social. Personas que a penas pueden sobrevivir y por otra parte personas que se aburren de tener tanto dinero. Con un enfoque propio en cada obra, nos colocan en la posición de reflexionar profundamente sobre elementos de su sociedad.

Su creador Hwang Dong-hyuk también fue productor, director y escritor de la serie. El Juego del Calamar es una forma de expresar parte de sus vivencias de niño. Creció en un entorno lleno de dificultades económicas. Incluso Hwang vivió en el mismo vecindario en que ubica al protagonista de la serie y fue a la Universidad Nacional de Seúl a la que fue su mejor amigo.

Sin duda una historia intimista que nos lleva al punto más importante de la historia, la brecha social.

En Parasite, otra exitosa obra surcoreana, se enfoca más en la brecha social en su conjunto. Sin embargo, en El Juego del Calamar enfoca uno de los elementos que profundiza esa brecha, el ingreso y la deuda, en especial este último.

Los jugadores del Juego del Calamar son personas que tienen una gran necesidad de dinero para atender una necesidad. Peo que ya antes se han endeudado una y otra vez y por ende ya no tienen a quien recurrir.

El Juego del Calamar les ofrece una salida… ¿Pero a qué costo?

El Juego del Calamar y las finanzas personales
El Juego del Calamar y las finanzas personales

El costo del Juego del Calamar y las finanzas personales

Para Hwang Dong-hyuk, su creador, productor, director y productor, el Juego del Calamar le costó 6 dientes. El estrés hizo mella en Hwang y hasta el momento de su última entrevista todavía no se había tomado el tiempo para hacerse las prótesis.

Además, es un proyecto que ha costado 10 años de vida en planificación para Hwang. El proyecto lo presentó en varias ocasiones siendo rechazado, pero él ha insistido en su idea desde hace mucho tiempo…

Para Netflix la serie tuvo un costo cercano a unos 20 millones de euros, una de las series norcoreanas más costosas de la historia. Cerca de dos millones de euros se gastaron en el sueldo del actor que representa al protagonista Seong Gi Hun. Los mayores gastos han sido los decorados que tuvieron que armar, la ambientación y el sueldo de actores.

Para Jeong Ho Yeon, la actriz de da vida a la norcoreana Kang Sae Byeok representó aceptar un sueldo de unos pocos miles de euros por episodio. Pero para ser una actriz que está comenzando esto le ha dado un impuso increíble.

Para los jugadores del Juego del Calamar, el costo del juego es su propia vida y la recompensa son 45 mil millones de wones, casi unos 38 millones de euros. Un atractivo premio que hace que todo sea cuestionado…

Algunos pagan con su vida las oportunidades
Algunos pagan con su vida las oportunidades

El dinero y los códigos morales en el Juego

Los participantes no sólo arriesgan sus vidas, también su integridad moral, porque ganar a veces supone el engaño y la trampa. Aunque algunos de sus personajes tratan de respetar su propia moral, cuando se confrontan con la muerte tienden a desistir. Esto pone énfasis en que la lucha por la sobrevivencia en la sociedad pone en jaque la moral de ésta.

Algunos de los participantes llegan al Juego con un código moral cuestionable pero llenos de justificaciones. Y de eso se trata, cada uno tiene sus propias razones para llegar al hueco donde están.

¿Cómo podemos sobrevivir y mantenernos apegados a nuestro código moral? Quizás hay dos claves que nos enseña la serie. La primera es que podemos evitar llegar a entrar en el Juego del Calamar de la vida si controlamos nuestras finanzas. La segunda lección es que necesitaremos renunciar a la idea de que el dinero lo vale todo para poder librarnos de sus cadenas.

Pero cuando la gente se endeuda se encuentra encadenada a una obligación… ¿Cómo soltar esas cadenas y más importante aún, ¿cómo evitarlas? En la siguiente sección te daremos los tips para que no seas un “jugador”.

El Juego del Calamar y sus lecciones en las finanzas personales

Cómo mencionamos anteriormente, los personajes de la serie se encuentran en un dilema causado por enormes deudas contraídas. Puede morir, ir presos o caer en desgracias frente a sus familias si no encuentran el dinero necesario para pagar.

En aquel contexto se encuentran con alguien que le ofrece dinero a cambio de participar en un juego. Esta oferta se parece mucho a la que realizan los usureros cuando la gente está en problemas económicos. No hace más que profundizar los problemas. Así que el primer paso es rechazar las opciones financieras que sólo desplazan el problema e incrementan el peso de este.

Los usureros no sólo actúan aprovechando la necesidad del individuo, sino que ponen plazos cortos e intereses altos, empeorando la situación. El primer paso debe ser rechazar estas opciones.

Por otra parte, para evitar caer en los problemas debemos evitar la toma de decisiones impulsiva y mirar al futuro.

Tanto nuestro protagonista como su amigo tomaron decisiones financieras cuestionables como:

  • Invertir en instrumentos de riesgo sin el conocimiento necesario y usando el dinero de otros.
  • Realizar gastos impulsivos de consumo o entretenimiento con el dinero de otros o a costa de endeudamiento
  • No pagar sus deudas y cada vez endeudarse más.
El "usurero" ofreciendo una solución - El Juego del Calamar y las Finanzas personales
El “usurero” ofreciendo una solución – El Juego del Calamar y las Finanzas personales

¿Como evitar convertirte en un jugador?

Nuestro protagonista sacrifica su futuro por un impulso presente cuando decide apostar con el dinero del seguro de su madre lo cual posteriormente la ponen en riesgo a ella.

Sin duda no endeudarse demás, minimizar los gastos innecesarios y pagar las deudas son claves para evitar convertirse en un jugador del “Juego del Calamar”

En próximas entregas profundizaremos en estos aspectos gracias a los consejos de Gustavo Mirabal.

Las trampas de la falsa democracia, el populismo en el Juego del Calamar y las finanzas personales.

Uno de los elementos en lo que gira la trama es en la necesidad de que la voluntad de participar. En un principio es una voluntad individual la que los hace ingresar. Pero luego es la voluntad del grupo los hace mantenerse o poder disolver su compromiso.

De esta manera existe una metáfora sobre los peligros del populismo en las cuales la voluntad de la mayoría puede llevar por un despeñadero a los individuos que no están de acuerdo. Sin embargo, el voto decisivo lo posee alguien con algo más de experiencia…

Un ejemplo de esto lo podemos ver en las crisis económicas donde se auxilió a los bancos en lugar de auxiliar a las personas. También lo podemos ver en regímenes autoritarios que llegan al poder por la vía electoral explotando el resentimiento social, como fue el caso de Hilter en Alemania u otros más recientes.

En la economía se da la misma situación. Hay países que no salen de sus problemas económicos porque se posponen las decisiones duras en función del cortoplacismo. Los políticos eligen evadir las decisiones duras con la población usando un criterio electoral. Eligen aumentar su votación en las próximas elecciones en lugar de pensar en el bienestar del país a largo plazo.

Este resulta el caso de países como Argentina donde los ajustes de la economía quedan en segundo plano frente al juego político de las elecciones. Lo podemos ver tanto en las promesas electorales como en las decisiones de gobierno del día a día.

Mantener una abultada nómina pública que permanentemente crece para complacer a los sindicatos y la emisión de dinero inorgánico son el resultado de esta política. Esto también aplica en las finanzas personales como lo veremos a continuación.

El Populismo en el Juego del Calamar y las finanzas personales
El Populismo en el Juego del Calamar y las finanzas personales

¿Cómo salir del cortoplacismo del populismo en las finanzas personales?

En el Juego del Calamar algunos ganan a corto plazo, pero finalmente pierden el juego. Así nos pasa en las finanzas personales también. En el caso del Juego del Calamar algunos cambian sus alianzas o deciden tomar acciones que a largo plazo los dañan. De esta misma manera nuestras acciones en las finanzas personales nos pueden hacer daños a largo plazo. Es importante estar consciente de ello. En esto el Juego del Calamar y las finanzas personales se parecen mucho.

Cuando nos endeudamos para gastos corrientes estamos poniendo en juego nuestro futuro por caprichos. Este es el caso de la gente que paga un café, una copa de vino o una comida en un restaurante con la tarjeta de crédito. Esto no resultaría un problema si uno paga la totalidad del saldo deudor en la tarjeta de crédito. Sin embargo, generalmente esto no resulta cierto.

La realidad es que endeudarse para el gasto corriente es la peor manera de colapsar nuestra economía personal. La satisfacción de caprichos a corto plazo puede condenar nuestros sueños a largo plazo. Es lo mismo que ocurre en muchas economías consumidas por el populismo. Si decidimos gastar dinero en bienes de consumo y uso que no son indispensables con ello estamos poniendo en riesgo nuestra capacidad de ahorro e inversión.

En el artículo sobre el Día Mundial del Ahorro, conversamos de la importancia de identificar y disminuir los gastos hormiga. Este es el tipo de gasto pequeño que hacemos sin pensar, pero que por su frecuencia puede adquirir un peso muy importante en nuestro presupuesto.

Una de las herramientas contra el populismo en cualquiera de sus formas es el pensamiento racional. Para aplicar el pensamiento racional en nuestras finanzas personales debemos tomar nuestras decisiones conscientemente. Pero profundicemos en este aspecto.

Una taza de café al día
Una taza de café al día

Planificación: Clave para ganar el Juego del Calamar de las finanzas personales

En la serie del Juego del Calamar, conocer el juego, la estrategia y nuestras acciones son muy importantes, al igual que lo son en las finanzas personales. No todo se trata de quien tienen más fuerza. La astucia y las estrategias son claves. Con riesgo de generar spoilers analicemos el juego de tirar de la cuerda. Este juego pareciera basarse exclusivamente en la fuerza bruta. Sin embargo, el trabajo en equipo y la astucia juegan un papel fundamental. Incluso la psicología del ganador puede ser un elemento diferenciador en este caso.

En las finanzas personales nuestros mayores aliados son las herramientas de planificación. Entre ellas la más importante suele ser el presupuesto de gastos. Por ello no todo se trata de “ganar más dinero”, que sería el equivalente a la fuerza bruta. Realizar nuestros gastos de manera inteligente también puede jugar un factor clave en las finanzas personales. Y acá el presupuesto es la herramienta por excelencia para gastar de manera inteligente.

El presupuesto nos puede mostrar de cuales gastos podemos prescindir y cuales podemos disminuir sustancialmente. Mucha gente se aferra a la idea de “gano dinero y me merezco este pequeño gusto”. Los pequeños placeres diarios pueden tener un impacto significativo en nuestras finanzas personales.

Por ejemplo, un amante del café puede justificar de esta manera un café diario en la calle. Pero ese café diario puede significar en muchos casos entre un 10% y un 20% de nuestros ingresos. Cuando lo vemos de esta manera pareciera que un café diario resulta injustificable. Recompensarnos a nosotros mismos es importante pero no podemos caer en el populismo de las finanzas personales, donde nuestras estrategias de corto plazo saboteen nuestros sueños a largo plazo.

Pensar a largo plazo es la clave de nuestra libertad financiera.