//La esposa de Gustavo Mirabal, Carolina Mirabal
María Carolina Mirabal - Gustavo Mirabal's wife

La esposa de Gustavo Mirabal, Carolina Mirabal

Esposa de Gustavo Mirabal – María Carolina Mirabal

La Esposa de Gustavo Mirabal, es una mujer empoderada, luchadora y con visión de futuro ella es María Carolina Mirabal esta pareja han emprendido proyectos juntos y se han apoyado como esposos que son.

Por su parte Gustavo Mirabal es un empresario que siempre ha estado vinculado al derecho y a la equitación por lo que ha hecho grandes aportes al mundo ecuestre.

La Esposa de Gustavo Mirabal – María Carolina Mirabal es una mujer abnegada que desempeña diversos roles tales como el de  madre de familia, empresaria, jinete entre otros.

Su versatilidad como mujer la llevo a participar en 1994 en el máximo evento de belleza celebrado en su país natal Venezuela. En este prestigioso concurso de Miss Venezuela María Carolina Mirabal participó en representación del Estado Delta Amacuro a los 23 años de edad.

Una de las fortalezas que María Carolina Mirabal  tiene es la de transmitir a sus hijos el gran amor por los  animales en especial a  los caballos. Pues juntos asumieron el proyecto ecuestre de  G&C Farm.

Con el paso del tiempo G&C Farm se convirtió en un espacio de referencia en los deportes, cabe resaltar que hoy día se encuentra inactiva.

La Esposa de Gustavo Mirabal – María Carolina Mirabal siempre está apoyando  los proyectos de su esposo.

Esta pareja junto a sus hijos han tenido el privilegio de conocer de cerca diversas culturas debido a que han vivido en distintos países.

María Carolina Chapellín de Mirabal junto a su esposo Gustavo Mirabal
María Carolina Chapellín de Mirabal junto a su esposo Gustavo Mirabal

 

Sin dilatar más conozcamos un poco más sobre Maria Carolina Mirabal la esposa de Gustavo Mirabal, sus origen y trayectoria.

Maria Carolina Mirabal y el Miss Venezuela

En Venezuela, el país de las mujeres bellas, todas las niñas sueñan con ser miss Venezuela.

Si por algo suele ser reconocido Venezuela es por la belleza de sus mujeres. Quizás todo se deba a la mezcla única de razas que se dio en este bello país.

Y no sólo se trata de la época colonial y la mezcla de Españoles, Indios y Africanos. En esta mezcla también podemos contar con la inmigración producto de la primera y segunda guerra mundial. Esta última trajo nuevos pobladores de orígenes Europeos, especialmente Españoles e Italianos.

Y es que Venezuela siempre fue un país de contrastes y tolerancia. Las comunidades Chinas, Españolas, Italianas y de todo el Medio Oriente se dan cita en Venezuela. Y lo mejor de todo es la armonía que se respira en el ambiente lleno de contrastes y diversidad.

Quizás este es uno de los aspectos que ha jugado un rol fundamental en la formación de la belleza de la mujer Venezolana. A ello le podemos sumar un cuidado personal especial que la mujer Venezolana tiene con su cuerpo y su aspecto.

No es por nada que las peluquerías y sitios de embellecimiento femenino en Venezuela son prósperos negocios incluso en las épocas difíciles.

La mujer venezolana dice “preferible muerta que sencilla” y esto nos indica que en sus prioridades está su aspecto personal.

No se trata de narcisismo si alguno desea cuestionar esta característica. Es que la mujer venezolana así sea madre y trabajadora pone empeño en cuidarse a sí misma. Allí reside su mérito porque no importa los retos que se imponga ella los supera y además se ve espectacular.

¿Entonces como llegó Maria Carolina Mirabal a ser participante en el Miss Venezuela? Conozcamos un sueño y una determinación.

La Esposa de Gustavo Mirabal - Carolina de Mirabal
La Esposa de Gustavo Mirabal – Carolina de Mirabal

Maria Carolina Mirabal como Miss Delta Amacuro

Como mencionamos anteriormente, casi todas las niñas Venezolanas sueñan con ser miss Venezuela.

Desde la atención que ponen en el evento, los detalles, los bellos vestidos y la inteligencia de las mujeres son claves del evento. Estas fueron las claves para que Maria Carolina forjara este sueño desde niña.

Pero el sueño de niña se convirtió en una posibilidad cuando la adolescencia la convirtió en una bellísima mujer. Sus compañeros eran deslumbrados por su belleza y constantemente le llamaban “la miss”.

Ella lo tomaba como un juego más y ciertamente en la adolescencia el autoestima no es algo que abunde. Los cambios físico que sufren los jóvenes les hacen avergonzarse aunque sean para mejor. Este era el caso de Maria Carolina Chapellin, una hermosa niña que se había convertido en mujer y era bombardeada de piropos.

En ocasiones llegó a pensar que era algo malo ser tan bonita. Sin embargo con la madurez llega el reconocimiento de que cada don es bueno o malo según se le aproveche.

Al ver mujeres como mujeres que habían sido Miss Venezuela habían destacado en otras áreas más allá del glamour descubrió algo. Maria Carolina Chapellín, aún no de Mirabal ni esposa de Gustavo Mirabal, descubrió que el Miss Venezuela abría puertas.

No sólo a la ganadora sino que cualquier mujer que pasara por el Miss Venezuela podría tener más oportunidades. Con su inteligencia ella estaba decidida a tomar todas las oportunidades que le daba la vida.

Fue así como se decidió a participar en una academia de modelaje que tenía la reputación de convertirse en una “maquina de misses”. Allí era uno de los sitios donde los organizadores del Miss Venezuela realizaban la captación de Candidatas.

 

El momento de la verdad… ¿Miss o no Miss?

Poco a poco Maria Carolina Chapellin llamó la atención no sólo por su belleza sino por su elegancia e inteligencia llamó la atención.

Un día como cualquier otro la llamaron a la oficina de la academia de modelaje. La seriedad del instructor le hizo temer lo peor ¿habría hecho algo malo? ¿La iban a sacar de la academia?¿Pero por qué?

Pocos fueron los momentos de tensión pues sin mayor protocolo le preguntaron:

“¿Te gustaría participar en el Miss Venezuela?”

Si bien ese era su sueño, Maria Carolina Chapellin en ese momento sintió pánico. Estaba asustada. Y si le decían que era fea, y si no encajaba… Pero ese pánico dio paso a la alegría y allí supo que estaba lista para tomar la oportunidad que la vida le otorgaba.

“Si. Me gustaría”

No se imaginaba ella el duro entrenamiento físico y las estrictas dietas que le tocarían seguir. Pero cuando se le habla del tema reafirma:

“Si, es un entrenamiento duro. Algunos ven a las mujeres del miss Venezuela como mujeres delicadas. Nada más lejos de la verdad. Una miss Venezuela es una guerrera. Es un entrenamiento duro pero vale la pena, te prepara para la vida y te abre muchas puertas”

A los pocos meses le informaron que representaría al estado Delta Amacuro en el “Magno Evento de la belleza venezolana”. Su familia la apoyo y desde el momento que Gustavo Mirabal la vio en el Miss Venezuela que supo que ella tenía algo especial.

Años más tarde se conocerían y la magia del destino les unió para no separarse nunca más.

La Esposa de Gustavo Mirabal Castro, Carolina Mirabal
La Esposa de Gustavo Mirabal Castro, Carolina Mirabal

María Carolina Mirabal y su admiración por su esposo Gustavo Mirabal

La Esposa de Gustavo Mirabal – María Carolina Mirabal  siente gran amor y admiración por su esposo. Es así como esta gran mujer observa la actitud positiva con que afronta las circunstancias.

María Carolina Mirabal   reconoce que Gustavo Mirabal es muy perseverante en todo lo que se propone alcanzar. Por ello la perseverancia y la disciplina son dos palabras claves para este hombre de negocios.

La esposa de Gustavo Mirabal –  María Carolina Mirabal tiene entereza en cada acción y así de manera consecutivamente logra lo propuesto. Por lo que podemos ver ambos tienen es actitud que los ha llevado a lograr el éxito en diversas áreas de su vida.

Por su parte, María Carolina Mirabal admira y respeta la carrera de derecho de su esposo Gustavo Mirabal. Pero evidentemente los une el mundo de la equitación en los espacios libres.

La Esposa de Gustavo Mirabal – María Carolina Mirabal  dice que el trabajo con caballos los relaja. Además esto es un escape ideal luego de las exhaustas jornadas de trabajo.

Para los esposos Mirabal Chapellín, la presencia de los equinos y el vínculo con estos bellos animales hacen que tengan una excelente  comunicación.

Sin duda alguna esto es una fortaleza para esta familia.

María Carolina Chapellín de Mirabal junto a su esposo Gustavo Mirabal y amigos.
María Carolina Chapellín de Mirabal junto a su esposo Gustavo Mirabal y amigos.

La Esposa de Gustavo Mirabal – María Carolina Mirabal  y su amor por los caballos

María Carolina Mirabal  tuvo el gran privilegio de compartir con los caballos desde que era una niña. Esto la llevo a desarrollar gran amor y compasión por los animales.

Por este motivo la Esposa de Gustavo Mirabal – María Carolina Mirabal  se sensibilizo de una manera especial con los caballos con los que creo un vínculo muy especial. En efecto, para esta gran mujer el mundo ecuestre es su pasión, su vida.

Para la Esposa de Gustavo Mirabal – María Carolina Mirabal  la equitación representa un estilo de vida, lleno de valores y alegrías.

Además en el compartir con los caballos se aprende estos seres extraordinarios.

María Carolina Chapellín de Mirabal
María Carolina Chapellín de Mirabal y su esposo

No todo es color de rosa para María Carolina Mirabal, La esposa de Gustavo Mirabal

Como cualquier persona la Esposa de Gustavo Mirabal – María Carolina Mirabal  ha pasado por momentos difíciles en su vida. Pues ha experimentado grandes pérdidas enfrentó el duro fallecimiento de su madre a los 15 años de edad.

Otra experiencia triste para  María Carolina Mirabal  fue el partir de Venezuela con su familia.

Como podemos ver nadie está exento de sufrir en algún momento de su vida.

Por ello esta gran mujer María Carolina Mirabal  ha mostrado la capacidad de salir adelante a pesar de las adversidades.

Proyecto de G&C farm de los esposos Mirabal Chapellín

La Esposa de Gustavo Mirabal – María Carolina Mirabal  manifestó en una entrevista que el motivo de su partida de Venezuela era la ejecución de unos importantes proyectos como lo fue  la granja G&C,

Para la familia Mirabal Chapellín, el proyecto de G&C farm  constituyeron una opción para alcanzar el éxito en el mundo ecuestre.

Cabe resaltar que al principio se dificultó puesto que la mayoría de las personas no creían en este proyecto. Sin embargo Gustavo Mirabal demostró todo lo contrario.

La iniciativa en el mundo ecuestre de Gustavo Mirabal y su esposa María Carolina Mirabal,  mostraron que hay creer en sí mismo, para para lograr con éxito los sueños y metas.

La versatilidad de la Esposa de Gustavo Mirabal – María Carolina Mirabal  han hecho que emprendan diversos proyectos.

Por esta razón, los esposos Mirabal Chapellín han logrado alcanzar metas a corto, mediano y largo plazo.

También han tenido la iniciativa de emprender en  movilizado a distintos países donde han logrado éxito. En el último donde se asentaron fue en los Emiratos Árabes para la expansión de la firma de abogados que lidera Gustavo Mirabal.

El rol que han desempeñado como padres de familia, le han enseñado a sus hijos los valores necesarios para ser personas honestas y con visión de futuro.

Para los Mirabal Chapellín, es importante que sus hijos aprendan a valorar y querer la vida. Igualmente amen a los caballos, pues parte de esto los ayuda a fortalecer su temperamento en el futuro.

María Carolina Mirabal junto a su esposo e hijos
María Carolina Mirabal junto a su esposo e hijos

Rol de madre de María Carolina Mirabal , la esposa de Gustavo Mirabal

La Esposa de Gustavo Mirabal – María Carolina Mirabal  cumple a cabalidad con su rol de madre.

María Carolina  es madre de 4 hijos que comprenden las edades entre 5 y 23 años. Debido a las edades en las que oscilan sus hijos tiene la capacidad de abordarlos de acuerdo a sus necesidades.

Por lo que la Esposa de Gustavo Mirabal – María Carolina Mirabal  se ha dedicado a orientar y amar a sus retoños.

De esta manera los ha visto  crecer y los ha orientado como familia.

María Carolina Mirabal  se regocija del rol de madre porque revive su niñez. Cada hijo para ella es diferente, y manifiesta el amor y el cariño hacia ella de diferente forma.

 

En síntesis

La esposa de Gustavo Mirabal – María Carolina Mirabal  es mujer talentosa y con gran versatilidad para abordar sus diferentes roles de mujer, esposa, madre, empresaria, deportista entre otros.

María Carolina  enseña a sus hijos a amar sus raíces, sus tradiciones y cultura. Su familia paterna ha tenido este arraigo ya que desde la fundación Bigott llevan a cabo múltiples actividades para fortalecer la cultura en Venezuela.

Una vez más Maria Carolina Mirabal sigue adelante apoyando a su esposo Gustavo Mirabal en los proyectos actuales y desempeñando su rol de madre abnegada con sus hijos.

Sin duda alguna esta gran mujer es un ejemplo a seguir…

 

Fuentes Consultadas

https://mariacarolinachapellin.com/maria-carolina-chapellin/lo-que-emociona-a-maria-carolina-chapellin-de-mirabal/

https://mariacarolinachapellin.com/maria-carolina-chapellin/quien-es-maria-carolina-chaellin/

https://mariacarolinamirabal.com/maria-carolina-chapellin-de-mirabal/quien-es-maria-carolina-mirabal/

https://mariacarolinamirabal.com/

https://mariacarolinachapellin.com/

Para más información visita:

https://twitter.com/gmirabalcastro2
https://gustavomirabal.ae/
https://gustavomirabal.ch/
https://www.pinterest.com/gustavomirabalcastro/
https://gustavomirabalcastro2.wordpress.com/acerca-de/