//Caballos y jinetes famosos en la historia
caballos y jinetes famosos

Caballos y jinetes famosos en la historia

El caballo ha acompañado al ser humano desde los albores de la humanidad. Debido a ello, caballos y jinetes famosos se han visto a lo largo de la historia del ser humano.

La historia fue transformada cuando se uso del caballo como tecnología de guerra. Las largas extensiones de campañas bélicas, los enormes imperios y la humanidad no sería la misma sin el caballo.

Muchos hombres que se hicieron grandes en sus batallas gracias a la ayuda de sus equinos. Pues ya los grandes guerreros fueron inseparables de sus caballos, realmente fueron estas duplas las que se hicieron famosos. En este orden de ideas también encontramos caballos que se han hecho grandes.

Hoy conoceremos más sobre los caballos y jinetes famosos en la historia. Conoceremos las razones que hicieron que estos caballos fueron especiales y fueran seleccionados por sus jinetes. Además, entenderemos el aporte de cada uno de estos caballos y jinetes famosos en la historia.

Por otra parte, no sólo los caballos y jinetes reales famosos han dejado su huella en la historia. Y es que muchos personajes de la ficción han dejado huella ya sea en las páginas de los libros, el cine o la televisión. A veces pareciera que la ficción no tiene relevancia. Sin embargo, los personajes de ficción pueden llegar a forjar nuestros valores y nuestras sociedades.

Sean reales o ficticios, jinete y caballo mantienen un estrecho lazo y la Historia se encarga de recordárnoslo. Sin más que añadir a este preámbulo comencemos.

 

Alejandro Magno y Bucéfalo - Caballos y jinetes famosos de la historia
Alejandro Magno y Bucéfalo – Caballos y jinetes famosos de la historia

Caballos y jinetes reales famosos en la historia

Si se hace una lista de los caballos más resaltantes vamos a ir a la época de Alejandro Magno, Napoleón Bonaparte, Simón Bolívar, entre otros.

El caballo de un gran líder militar no podía ser un caballo cualquiera. El líder debía percibir grandes atributos en el caballo para elegirlo como su monta. Los mejores caballos eran para los mejores hombres y por ello estas duplas eran insuperables. Algunos elegían su propia monta, otros eran regalos de gran valor y algunos caballos eran tomados como botín en batalla.

Fuera cual fuera su origen de estos caballos eran seres que llegaban a destacar casi tanto como sus dueños. Los grandes hombres tienen atrás a una gran mujer, como reza el dicho, y a un gran caballo como montura.

A continuación, les presentamos una lista con los caballos y jinetes más famosos de la historia.

Búcefalo, el caballo de Alejandro Magno:

El nombre de Bucéfalo proviene de la forma de su cabeza, que era redonda y ancha en la parte superior. Justo en su frente se destacaba una marca con forma de estrella, lo cual fue considerado como una señal divina.

Cuenta la leyenda que Bucéfalo era un caballo tan salvaje que ningún hombre se atrevía a domarlo. Viendo su fuerza y brío, Alejandro pidió a su padre que lo adquiriera para él. El padre de Alejandro, el rey Filipo II de Macedonia, recelaba de la elección de Alejandro y le indicó que si lograba montarlo lo compraría para él…

Alejandro miró detenidamente al caballo y entendió que el caballo sólo estaba asustado de su sombra. Alejandro se movió de tal manera que el caballo no percibiera su sombra y mirara al sol directamente para cegarlo por unos instantes. Fue aquel momento en que aprovechó para montarlo y demostrar su capacidad… Su padre impresionado le compró inmediatamente el caballo y le auguró un futuro brillante como gobernante.

Babieca, el caballo del Cid Campeador.

Babieca fue el nombre que las fuentes literarias atribuyen al noble castellano y líder militar, Rodrigo Díaz de Vivar, mejor conocido como el Cid Campeador. En algunas historias se le atribuye la compra a Rodrigo Diaz de vivar y en otras se dice que fue un regalo para celebrar una vitoria militar. Lo cierto es que a Babieca se le reconoce por ser un caballo ágil y veloz, atributos muy apreciados en los caballos de combate.

Según las leyendas, el cuerpo del fallecido Cid Campeador fue montado en su caballo por su esposa. Se le impulsó e hizo correr por los campos de guerra para levantar la moral de las tropas y hacer creer a sus enemigos que seguía vivo.

Este caballo fue reconocido incluso en su muerte como veremos más adelante.

Strategos, el caballo del líder militar cartaginés Aníbal. Con él cruzó los Alpes

Traído de la misma región que el caballo de Alejandro Magno, Tesalia, este caballo lograría una hazaña que pocos equipararían. Strategos fue el caballo que Aníbal usó en todas sus campañas militares. Pero una de estas campañas destacaría por sobre todas y dejaría huella en la historia, el paso por los Alpes.

De acuerdo con las descripciones, Strategos era un caballo muy veloz, de pelaje negro, musculatura destacada y de gran alzada. De acuerdo con las crónicas recogidas, Strategos era un caballo energético y nervioso salvo cuando era montado por Aníbal. Sin duda un caballo capaz de cruzar los Alpes es lo que todo líder militar necesita.

Genitor, el caballo del emperador romano Julio César

El nombre de Genitor significa padre y Julio Cesar lo usó para honrar a su propio padre. Este caballo tenía una peculiaridad en sus patas en la cual tenían varios “dedos”. Esta curiosidad hizo que los oráculos profetizaran el dominio del mundo por aquel que fuera su dueño. Julio Cesar hizo que sólo el pudiera montar a Génitor, una manera de garantizarse el dominio del mundo según los presagios.

Este caballo acompaño a julio Cesar en las grandes batallas y lo llevó a numerosos éxitos, con o sin profecías. Sin dudas un caballo excelente y cuyas peculiaridades nos recuerdan que ser diferente no es malo.

Otros caballos famosos reales y ficticios

“Janto” el caballo de Aquiles

“Kantaka” de Sidharta Gautama (Buda)

“Lazlos” el primer caballo de Mahoma

“Athee” de Agamenón

“Molinero” del conquistador Hernán Cortés

“Palomo” de Simón Bolívar

“Siete Leguas” del revolucionario Francisco “Pancho” Villa

“As de Oros” de Emiliano Zapata

“Comanche” del General Custer, integrante de la unidad militar del Séptimo de Caballería y único superviviente de la batalla de Little Big Horn

Sin olvidar a:

“Incitatus” (Impetuoso): el caballo español que el emperador romano Calígula nombró ¡Senador de Roma!

“Rocinante” antihéroe como su dueño, Don Quijote de la Mancha

Datos interesantes

Bucéfalo, el caballo de Alejandro Magno, era valiente, fuerte y leal.

Para ser un caballo de guerra no era agresivo, al contrario, su nobleza inspira a su amo.

Además cuando muere lo entierran con todos los honores militares, y en el lugar de su muerte, Alejandro funda la ciudad de Bucefalia.

Entre tanto, el caballo Babiecaes un equino blanco de raza andaluz, que tras la muerte de su amo dejaron de montarlo y muere a los 40 años.

En la última batalla, el cuerpo sin vida del Cid, fue atado a la silla de su corcel, que a todo galope marchó al frente de las tropas, levantando su moral y amedrentando a los moros. La inteligencia del caballo y su determinación salvó muchas vidas ese día. Su hazaña le hizo merecedor de honores militares. Un caballo entre los grandes que incluso trascendió a su jinete.

El Cid Campeador y Babieca
El Cid Campeador y Babieca

La historia resalta a los caballos y jinetes famosos

Hoy día podemos ver estatuas ecuestres donde se ven a los lideres montando a sus caballos. A veces pasan desapercibidos, pero son parte importante de la historia.

Los caballos y jinetes que les trajimos hoy, han dejado su huella en la historia. Sin embargo no todos los caballos son reconocidos. Cientos de miles de caballos dejaron sus vidas en los campos de batalla y en las labores del día a día.

Es el momento para reconocer su aporte a nuestra civilización y darles el trato justo que merecen. En gustavomirabalcastro.online procuramos realzar el rol del caballo en la historia de la humanidad. De esta manera Gustavo Mirabal busca promover el respeto y el buen trato a estos maravillosos animales.

Fuentes consultadas: 

http://www.gustavomirabal.es/

https://www.ventadecaballos.es