Gustavo Mirabal Castro » Blog » Eduardo Álvarez Aznar uno de los mejores jinetes de España
Eduardo Álvarez Aznar

Eduardo Álvarez Aznar uno de los mejores jinetes de España

Eduardo Álvarez Aznar 

Eduardo Álvarez Aznar

España ha dado a luz grandes jinetes… y en la actualidad dos de los más destacados en el mundo del salto son: Sergio Álvarez Moya y Eduardo Álvarez Aznar.

Hoy dedicaremos este post al último de ellos…

Nacido el 1 de enero de 1984, Eduardo es uno de los jinetes más resaltantes del momento.

Siempre está compitiendo con Sergio Álvarez en el primer puesto del ranking.

Incluso ha competido en la categoría de salto individual en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Eduardo Álvarez Aznar

Cabe destacar que el sueño hípico de este español no vino de gratis, todo lo contrario se debe a una herencia familiar.

Puesto que su padre es nada más y nada menos que el seis veces jinete olímpico Luis Álvarez de Cervera.

Tras ver a su padre montar a caballo siempre y también a su madre, comenzó a crecer ese deseo por ser como ellos y dedicarse a la equitación.

Siendo el salto ecuestre la modalidad que más le gustó y por la que se inclinó.

Tanto llegó a ser su gusto por los caballos que desde los 3 años comienza a competir.

¡Sí, desde los tres años! Algo que resulta increíble, sobre todo porque impresiona ver a un pequeño compitiendo en un concurso.

Debido a esto actualmente el atleta europeo tiene medallas en todas las categorías en las que se inscribió siendo niño.

Igualmente durante su adolescencia Eduardo Álvarez continúa consiguiendo preseas.

Hace un par de años, en una entrevista, le preguntaron sobre cómo se sentía practicando el deporte ecuestre y esto es lo que dijo:

“He seguido una tradición. Mi padre monta, mi hermana monta y mi madre montaba”.

Cuando todo comenzó

Cuenta el jinete que conserva fotografías de sus participaciones en las competencias junior, cuando tenía tres años de edad.

“Empecé muy pequeño en Puerta de Hierro, con José Manuel Pérez Arroyo. Por esas fechas, mi padre estaba entrenando en Holanda. Con diez u once años llegué al Club de Campo (Madrid) y, al poco tiempo, apareció el primer poni, “Nanouk”. Corrí el Campeonato de España y gané”, contó.

Este jinete tiene una colección de medallas en todas las categorías que van desde Ponis C y Ponis D.

Pasando por las Infantiles, Juveniles y la categoría de Jóvenes jinetes; Ahora se encuentra en la categoría de adultos pues ya tiene 35 años.

Para Eduardo Álvarez Aznar la época en la que corría sobre ponis era muy divertida, incluso más que ahora que es todo un hombre hecho y derecho.

Puesto que con el paso del tiempo vienen otros compromisos mientras que cuando se es niño la inocencia y la diversión es lo que más se disfruta.

“La verdad es que los concursos eran lo más divertido ¡más que ahora!”, dijo en entrevista concedida al portal ecuestre.es

En ese mismo escrito el jinete explicó a que tras dejar los ponis y subirse a caballos grades no fue dura la transición porque “estaba acostumbrado a montarlos antes de los dieciséis años”.

No es un deporte fácil

Sin embargo admite que el deporte a caballo no es fácil porque está lleno de obstáculos, días buenos y malos, como la vida misma.

Un día se puede estar en la cima y al otro caerse y pasar al olvido.

Por lo que cada vez que un jinete se monta sobre el equino y comienza a correr o saltar no está exento de lesiones, caídas y fracasos.

En este sentido Eduardo Álvarez Aznar está convencido que se debe salir a la pista con firmeza, seguridad y disciplina, teniendo los pies en la tierra.

Por lo que tras ser interrogado acerca de si le parece un deporte fácil, tomando en cuenta que comenzó con 3 años…

El jinete español dijo un “No” rotundo con el que dejó claro que no es un deporte sencillo. Todo lo opuesto, requiere de mucha concentración, esfuerzo, ganas y pasión.

Y es que para crecer en la hípica se necesita además del talento, los caballos, patrocinadores y mucho dinero.

Superar a su padre es el reto

Como bien dijimos al principio de este artículo el padre de Eduardo es el seis veces jinete olímpico Luis Álvarez.

Razones por las que siempre los narradores deportivos, escritores y entrenadores tienen sus ojos puestos sobre Eduardo.

Y es que aspiran a que el jinete supere las hazañas de su padre.

“Mejorar lo que él ha hecho será muy difícil, pero lo intentaré”.

Cuando era más joven…

Cuando Eduardo Álvarez Aznar era más joven su agenda diaria giraba entre sus estudios regulares y el entrenamiento.

Algo que no ha cambiado mucho puesto que ahora, que es un hombre casado, su esposa es una de sus prioridades al igual que su entrenamiento.

En aquel entonces cuando era más chaval montaba tres caballos al día, iba a clase en la mañana y solía comer en el Club de Campo.

De hecho si coincidía con su padre entrenaban juntos, puesto que la madre ya no estaba activa en competencias.

Sin embargo, aunque el tiempo ha pasado, el padre de Eduardo Álvarez Aznar, Luis Álvarez, se dedica a la cría de caballos en su propia finca.

La cual está en Aranjuez. Allí cría caballos para el deporte, especialmente para carreras.

Proyecto que personalmente admira mucho el atleta español, considerado el mejor o uno de los mejores de salto en su país.

“Todo lo que sé, me lo ha enseñado él. Siempre me exige más y más, aunque haya montado bien”, acotó.

Vida actual de Eduardo

Discreto, apasionado por el deporte ecuestre y muy familiar, así describen al padre de Carlota y Santiago.

En este momento Eduardo Álvarez Aznar ganó el Gran Premio Real Maestranza de Caballería de Sevilla.

A propósito del Concurso de Saltos Nacional 5 estrellas (CSN5+), en la clausura de la IV Ruta de Primavera del club sevillano de Pineda.

El jinete madrileño llega a la segunda manga del encuentro con la firme decisión a batir el tiempo de Juan Riva.

Quien tenía el liderato de la competencia en ese momento y lo consigue al terminar con 0 puntos en 40.35 a bordo de Vaillant de Belle Vue.

Álvarez Aznar es uno de los 5 que pasaron con 0 a la manga decisiva, para hacer un recorrido limpio.

El madrileño se veía cómodo sobre el caballo. Y una vez que marcó su tiempo nadie pudo superarlo.

De esta forma José Antonio García Diana luchó para imponerse y desbancarlo pero no lo logra.

Así que se tuvo que conformar con el segundo lugar de la clasificación general del evento: 43.20.

Mientras que  Juan Riva, con Quaid Louviere, vio cómo el tiempo que había establecido, 43.35 segundos, se convirtió en la tercera mejor posición de los 10 que pasaron a la segunda manga.

Octavo en la Copa del Mundo FEI

El pasado mes de abril Eduardo Álvarez Aznar representó a España en la Copa del Mundo de la Federación Internacional Ecuestre.

A bordo del ejemplar Rokfeller de Pleville Bois Margot el madrileño concluye en el octavo puesto a pesar de haber liderado la justa.

Y es que la hípica es un deporte muy impredecible. Todo puede estar a favor de alguien y luego el panorama cambia repentinamente.

En este caso el piloto español perdió el liderato tras tres derribos.

Lo cual le dio oportunidad al suizo Steve Guerdat, a lomos de ‘Alamo’, para que se quedara con el triunfo por delante de su compatriota Martin Fuchs (‘Clooney 51’) y el sueco Peder Fredricson (‘Catch me Not S’).

 

 

 

Fuentes consultadas: